¿Cómo y dónde puedo solicitar la visa Schengen?

El primer paso a la hora de organizar una visita al espacio Schengen pasa por comprobar si el país de origen del viajero ha establecido un acuerdo que permita a sus ciudadanos entrar en este territorio europeo sin solicitar antes un permiso especial. La lista de países que están exentos de la obligación de visado se puede consultar en el siguiente link.

El segundo punto importante es identificar el país que debe expedir el visado. Cuando se trata de una estancia que vaya a limitarse a un único estado Schengen, la respuesta es evidente. Sin embargo, las personas que planeen moverse entre varios países deberán realizar los trámites a través de la embajada o el consulado del lugar donde vayan a pasar más días o del primero que visiten al inicio de su viaje en caso de que no exista un destino principal.

¿Qué documentos hay que presentar con la solicitud del visado Schengen?

El formulario oficial de solicitud debidamente cumplimentado

El documento estándar se puede descargar en la página web de embajadas y consulados.

Asegúrese de presentar el número de ejemplares requerido.

Pasaporte

El pasaporte debe ser válido hasta tres meses después de la fecha en que su titular tenga previsto abandonar el espacio Schengen.

Documentos del viaje

Además del formulario de solicitud, cada persona tiene que presentar una serie de documentos que precisen el motivo de su viaje, así como las condiciones de su estancia.

Los medios de transporte que planea utilizar, como por ejemplo un billete de avión de ida y vuelta o el recibo de un trayecto en autocar o en tren.

El objetivo del viaje. Puede tratarse simplemente del justificante de la reserva en una agencia turística, pero también será suficiente una carta de invitación de un familiar o amigo.

El dinero necesario para el viaje. Cada persona debe demostrar que dispone de los medios financieros suficientes para cubrir sus necesidades a lo largo del viaje. Según los países del espacio Schengen elegidos como destino, los requisitos serán diferentes y lo mejor es dirigirse a las embajadas y a los consulados correspondientes para informarse sobre la cifra exacta.

Un justificante del lugar donde se alojará durante la estancia, como por ejemplo una reserva de hotel o una carta oficial de invitación de un particular con una vivienda a su nombre. Las autoridades de los países correspondientes podrán pedir información complementaria al respecto.

La embajada o el consulado del país del espacio Schengen al que se dirija la solicitud también podrá pedir otros documentos adicionales.

Seguro de viaje Schengen

Para obtener un visado Schengen es imprescindible contar con un seguro de viaje que cubra los gastos de repatriación y los gastos médicos de urgencia en caso de necesidad por un importe mínimo de 30.000 euros, y el seguro AXA Schengen cumple todos estos requisitos.

El seguro tiene que presentarse en el momento en que se solicite el visado y, a ese fin, al contratar el seguro de viaje AXA Schengen se generará automáticamente un certificado. Se trata de un fichero personal que se puede imprimir para enviarlo a la embajada o al consulado.

Preguntas frecuentes

¿Dónde se solicita un visado Schengen?

En la mayoría de los casos, la petición se realiza en la embajada o el consulado correspondiente en el país de residencia del solicitante. También existen centros especializados a los que se ha externalizado el proceso. Si un estado Schengen no cuenta con representación consular en un territorio concreto, eso significa que está representado por otro consulado en este tipo de funciones.

El formulario se cumplimenta y se firma de manera electrónica, aunque puede que el solicitante tenga que acudir a una entrevista personal en las oficinas de la administración correspondiente con toda la documentación enumerada en el apartado anterior antes de que se le conceda el visado de corta duración.

¿Cuánto tiempo tarda en aprobarse o rechazarse la solicitud?

Según la nueva normativa que se aplica desde febrero de 2020, la respuesta a la petición del visado Schengen tarda un máximo de quince días y ese período de tiempo solo puede ampliarse en circunstancias muy concretas, cuando por ejemplo sea necesario estudiar más a fondo la solicitud por motivos justificados o se requiera documentación adicional.

Algunos estados Schengen cuenta con un servicio que permite seguir el estado de la solicitud desde su presentación a su aprobación.

Consulte nuestras garantías.

Pagos aceptados:
AXA Schengen trabaja para garantizar la seguridad de los pagos. Hemos seleccionado modos de pago con una seguridad máxima.