Seguro Visa Schengen | Información de Polonia

Vuestro Seguro de Viaje Visa Schengen para Polonia à partir de 0,99€ / día ! AXA la marque N°1. Certificado en línea -Asistencia 24/24 & 7/7 - Productos a la medida.

Seguro de viaje en Polonia: aproveche al máximo su estancia en Europa

Si reside en un país no perteneciente al Espacio Schengen, y desea visitar Polonia, necesitará tramitar una visa Schengen. Bañada por el mar Báltico y rodeada por Alemania, República Checa, Eslovaquia y Ucrania, entre otros países, Polonia le sumergirá en paisajes maravillosos. Tanto para obtener su visa como para contar con una eficiente protección durante su estancia, recuerde contratar un seguro de viaje a Polonia.

Visite Polonia sin demora con su visa Schengen

Al poseer una visa Schengen tendrá la oportunidad de moverse libremente por Polonia y, si lo desea, por todo el Espacio Schengen. Deberá solicitar su emisión en el primer país de esta zona que visite. Infórmese de todos los detalles pertinentes en este enlace: http://www.ambafrance-pl.org/.

 

Los trámites incluyen cumplimentar un formulario específico y proporcionar un pasaporte válido. Además, se le requerirá el certificado del seguro de viaje para su estancia en Polonia.

El seguro de viaje para Polonia es esencial para obtener su visa

Su seguro de viaje para ingresar en Polonia debe cubrir tanto el coste de una repatriación como los gastos derivados de emergencias médicas, por un importe mínimo asegurado de 30.000 euros. Podrá elegir entre contar con un seguro básico o disponer de una protección más amplia, mediante la contratación de coberturas adicionales.

 

Si lo considera oportuno puede beneficiarse añadiendo algunos extras como, por ejemplo, los gastos de repatriación de sus acompañantes en el caso de que usted deba ser repatriado, o su regreso anticipado por causa de alguna emergencia, entre otras contingencias. Al contratar la protección adicional más adecuada para usted su seguro de viaje en Polonia lo protegerá con la máxima eficacia, y le permitirá viajar con mayor tranquilidad.

Cómo llegar a Polonia

En avión: la mayoría de las capitales y de las principales ciudades europeas ofrecen vuelos a Polonia. Puede encontrar billetes bastante baratos entre las ofertas de Lufthansa, Czech Airlines o LOT Polish Airlines, entre otras compañías aéreas. Existen conexiones diarias con Varsovia, y muchas de ellas son vuelos directos que parten, por ejemplo, desde Fráncfort, Berlín, París o Praga.

 

En autobús: es posible viajar en autobús a Polonia desde varias de las capitales europeas. Se trata de una alternativa económica aunque implica destinar muchas horas al viaje y, además, tolerar períodos de espera en las fronteras, que pueden ser particularmente prolongados para los viajeros procedentes de Europa del Este.

Recomendaciones sobre salud y vacunas

Aunque no se exigen vacunas de ningún tipo para ingresar a Polonia, se aconseja tener vigentes las vacunas contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis, la hepatitis viral A y, si desea explorar algunas zonas rurales durante la primavera o el verano, también la vacuna para prevenir la encefalitis transmitida por las garrapatas.

 

Consulte a su médico con respecto a dicha vacuna y a las medidas para protegerse de las garrapatas y, además, considere vacunarse contra la rabia si planea adentrarse en áreas agrestes.

Clima

Lo menos que se puede decir del clima de Polonia es que es muy variable. El invierno es relativamente frío y, si viaja en esta época, podría experimentar temperaturas de hasta -15 °C, además de contemplar el gran protagonismo de la nieve en el paisaje, especialmente si se acerca a las zonas más elevadas.

 

Por el contrario, si decide visitar el país en verano comprobará que los días pueden llegar a ser muy calurosos, con temperaturas de hasta 30 °C, y que las tormentas pueden estallar súbitamente.

Disfrute descubriendo Polonia

Polonia es un país que cautiva al visitante, tanto que le resultará difícil abandonar sus escenarios al finalizar su viaje. Asegúrese de visitar tanto Varsovia como Cracovia, además de otras ciudades más pequeñas, aunque igualmente atractivas.

- Cracovia: si ama la arquitectura, esta ciudad le enamorará. Al pasear por las calles de la ciudad se sentirá en el escenario de un teatro real, ya que las fachadas y los monumentos son impresionantes. No deje de visitar la Plaza del Mercado, la catedral de Wawel o catedral de San Wenceslao y San Estanislao, el castillo construido por voluntad de Casimiro III el grande y la famosa mina de sal Wieliczka, lugar absolutamente increíble. En sus 30 kilómetros de galerías alberga rutas mineras, espacios para comer, una catedral, fascinantes capillas, habitaciones lujosamente amuebladas y secretos que guarda celosamente entre sus muros, entre otras maravillas.

- Varsovia: la capital de Polonia no deja a nadie indiferente. Su impresionante conjunto arquitectónico le transportará a través de la historia de la ciudad y, en medio de tanta belleza, recibirá la cálida bienvenida de sus habitantes. Entre los lugares de visita obligada se cuentan la catedral de San Juan de Varsovia, los monumentos conmemorativos, como el campo de concentración de Treblinka o la prisión Pawiak, así como las diversas construcciones exponentes de la arquitectura contemporánea.

- Existen muchas otras ciudades donde podrá apreciar las tradiciones polacas. Entre ellas destacan Gdańsk, Poznań, Wrocław y Lublin. Si dispone de tiempo, debería incluirlas en su itinerario.

- Imposible abandonar Polonia sin visitar los Cárpatos, ya que estos montes albergan espléndidos paisajes y, durante el invierno, tendrá la oportunidad de disfrutar de excelentes rutas de esquí.

 

- Entre los destinos más populares de Polonia se incluyen también las áreas naturales de Pomerania, en la costa del mar Báltico, y la región de los lagos de Masuria. Incluya sus botas de montaña en la maleta y explore estas regiones, ya que invitan a realizar interesantes excursiones en medio de escenarios naturales idílicos, donde podrá descubrir a las diversas especies de fauna que habitan en ellos.

Seguridad

Polonia es un país seguro, y el riesgo de brotes de terrorismo es bajo. Sin embargo, se recomienda mantener el nivel de atención usual al viajar a cualquier lugar turístico, principalmente en los aeropuertos, las estaciones y los viajes en tren y en autobús, los restaurantes y otros lugares de alta concentración de personas.

Información práctica

La moneda de Polonia es złoty, que se representa como Zl. Podrá cambiar en las oficinas de cambio y los bancos que operan en todas las ciudades. Tenga presente que en el aeropuerto encontrará, en general, un tipo de cambio menos favorable.

 

Tener un listado de frases cotidianas en polaco a mano le resultará muy útil, dado que no encontrará muchas personas que puedan comunicarse en inglés.