Back to top

¿Qué es el visado Schengen?

Un visado Schengen autoriza oficialmente a viajar a cualquiera de los 26 países que conforman el espacio Schengen y a permanecer en su territorio hasta 90 días en un período de seis meses. Sin embargo, pueden denegar la entrada a las personas que no dispongan de los documentos necesarios y la solicitud del visado, por lo que recomendamos a los viajeros que siempre tengan a mano una copia de los mismos durante su viaje.

¿Qué es el espacio Schengen?

El espacio Schengen o espacio de Schengen es el área que comprende un grupo de países europeos que han abolido los controles fronterizos en las fronteras comunes, entre los que se incluyen por ejemplo Francia, Alemania, Italia, España, los Países Bajos, Polonia y Escandinavia, pero no Reino Unido e Irlanda.

La gran mayoría de países de la Unión Europea firmó el acuerdo Schengen según el cual se estableció esta zona de libre circulación. Algunos estados no-Schengen como Bulgaria y Rumania aplican ciertas partes del acuerdo pese a que no pertenecen oficialmente a su territorio por no cumplir con los requisitos de seguridad establecidos, y por ahora siguen esperando a que se apruebe su adhesión. Suiza, Islandia y Noruega, por otra parte, no forman parte de la Unión Europea y pese a ello sí son estados Schengen.

¿Quién necesita un visado para entrar en Europa?

Los ciudadanos de la mayor parte del mundo necesitarán un visado Schengen para entrar legalmente en los países de esta área. Se trata de una normativa que afecta por ejemplo a la India, a China, a Rusia y a los países africanos. Sin embargo, Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Australia y Japón han establecido acuerdos de exención de visado con la Unión Europea, lo que implica que sus ciudadanos no están obligados a contar con un visado para visitas inferiores a 90 días. A los residentes de estos países que sean ciudadanos de otras naciones, que no cuenten con esos mismos acuerdos de exención, sí se les exigirá el visado.

¿Qué tipo de viajes a Europa requieren de un visado Schengen de corta duración?

Los ciudadanos de países que no dispongan de estos acuerdos de exención deberán solicitar un visado Schengen cuando tengan la intención de visitar uno o más países de esa zona por cualquiera de las siguientes razones: turismo y placer, negocios, visitas a amigos o familiares, eventos culturales y deportivos, escalas en aeropuertos, visitas oficiales, visitas para someterse a cualquier tipo de tratamiento médico, estudios de corto plazo y actividades de investigación.

Según los motivos de tu viaje a los países del espacio Schengen y la frecuencia de esas visitas, la embajada o el consulado correspondiente puede expedir un visado de entrada simple, doble o múltiple, válido durante 90 días. Además, los viajeros frecuentes podrán solicitar un visado Schengen de entrada múltiple válido por un período de cinco años. Eso sí, en cada visita solo estarán autorizados a permanecer dentro del espacio Schengen hasta 90 días en un período de 180 dias.

Para más información, visita el siguiente enlace sobre los distintos tipos de visados Schengen.

¿Cómo se solicita un visado europeo?

Los viajeros pueden obtener su visado a través de las embajadas o consulados del país que deseen visitar, aunque algunos -como Francia- han externalizado el proceso de tramitación. En cualquier caso, siempre será obligatorion presentar el pasaporte o documento de identidad, una carta explicando los motivos del viaje, una reserva del alojamiento, documentos que demuestren la suficiente solvencia económica para costear la estancia, una fotografía reciente y un seguro médico de viaje.

Por norma general, la solicitud debe presentarse junto a todos estos documentos,al menos 90 días antes de la fecha prevista para la salida.

El proceso debe realizarse a través de la embajada del país en el que se vaya a estrar más tiempo. Para los itinerarios con varias paradas en el espacio Schengen, en los que no exista además un destino principal, lo recomendable es hacerlo a través del estado en el que se vaya a aterrizar.

Para más información, visita los siguientes enlaces :

¿Qué debo hacer tras conseguir mi visado Schengen?

Si se aprueba la solicitud, el titular del visado Schengen deberá acudir en persona a la embajada, el consulado o el centro de visados correspondiente para la toma de sus datos biométricos, que consiste en realizar una fotografía digital y escanear sus huellas digitales. La buena noticia es que esta información, una vez almacenada en una base de datos protegida, se podrá utilizar en todos los procesos de visados similares que se hagan en los siguientes cinco años, por lo que esa persona no tendrá que someterse de nuevo al mismo trámite.

A los menores de 12 años no se les escanean las huellas dactilares.

¿Cuánto cuesta un visado Schengen?

El precio de un visado Schengen varía dependiendo del tipo de visado así como de la edad del solicitante.. Aquí te mostramos los distintos precios de un visado Schengen:

  • Visado de tránsito aeroportuario: 80€
  • Visado Schengen de corta estancia (menos de 90 días): 80€
  • Niños entre los 6 y los 12 años: 40€
  • Ciudadanos de Armenia, Azerbaiyán y Rusia: 35€

No hay tasa de visado para:

  • Niños menores de 6 años de edad
  • Alumnos, estudiantes, postgraduados y profesores acompañantes que viajen con fines de estudio o formación educativa
  • Investigadores o miembros de organizaciones sin ánimo de lucro.

¿Qué restricciones sanitarias existen en el espacio Schengen?

El espacio Schengen abarca 26 estados europeos. Dichos estados tienen la potestad de aplicar restricciones a nivel nacional. Por ello, desde AXA Assistance te recomendamos que, antes de emprender tu viaje, compruebes en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores del país que quieres visitar cuáles son las restricciones aplicadas por dicho estado.

¿Qué es el Seguro Schengen?

Para obtener un visado Schengen, resulta imprescindible contar con un seguro médico de viaje que cumpla unos requisitos mínimos. En primer lugar, debe ser válido para todo el área de la zona Schengen, incluso en aquellos países que no se planea visitar, y también debe ofrecer una cobertura mínima de hasta 30.000 euros en caso de accidentes, emergencias médicas y tratamientos de urgencia, además de la repatriación al país de origen en caso de enfermedad o defunción.

¿Por qué elegir el seguro Schengen de AXA?

En AXA Assistance ofrecemos varios tipos de pólizas de seguro para viajar a Europa, desde una opción low-cost con un módico precio de 0,99€ al día y que cumple con todos los criterios mínimos, a otra pensada para los viajeros frecuentes que cubre todas sus visitas. Ninguna de estas pólizas incluye cargos adicionales en caso de que se produzcan costes médicos inesperados.

Los seguros de viaje de AXA Assistance se aceptan en todas las embajadas y los consulados de los países del espacio Schengen.

Conviene saber que, debido a la situación sanitaria, las restricciones pueden variar. Por ello, desde AXA Assistance, te recomendamos que consultes la página del Ministerio de Asuntos Exteriores para una información actualizada.
 

Preguntas frecuentes sobre el primer puerto de entrada de su visado Schengen

¿Dónde puedo encontrar un formulario de solicitud?

Los formularios de solicitud están disponibles para su descarga en las páginas web de las embajadas o los consulados del estado Schengen. También pueden facilitárselo los centros especializados a los que se haya externalizado el proceso.

¿Cómo debo rellenar el formulario del visado Schengen?

El formulario puede cumplimentarse en un ordenador o imprimiéndolo y rellenándolo a mano. En función de las administraciones que se encarguen de los trámites - será posible o no realizar cierta parte del proceso de manera online - como por ejemplo solicitar la cita pertinente para presentar la documentación o incluso enviarla a través de un servicio de mensajería - acordando de antemano un lugar y una hora para su recogida.

¿Necesito planear todos los detalles de mi viaje antes de solicitar el visado?

Lo más importante es asegurarse de que las fechas de entrada y salida del espacio Schengen que se notifiquen en el formulario del visado sean exactas. Una vez se apruebe la solicitud del visado - no será posible modificarlas. La aprobación o denegación dependerá de la información que se facilite en forma de la documentación que se adjunta junto al formulario oficial - como por ejemplo la prueba de solvencia económica o los detalles sobre el alojamiento - por lo que es imprescindible que esta sea correcta y completa.