¿Qué seguro de viaje necesito para viajar al espacio Schengen desde Chile?

¿Necesito un visado y un seguro de viaje para Europa?

Chile se encuentra entre los países con los que el espacio Schengen ha llegado a una serie de acuerdos paralelos para permitir que sus ciudadanos viajen por su territorio sin ningún permiso especial. Eso significa que los chilenos pueden visitar los 26 países que lo componen sin un visado y sin tener que contratar antes un seguro médico de viaje, siempre y cuando no pasen allí más de 90 días.

Para estancias de más de tres meses, hay que obtener un visado de larga duración que se tramita a través del país donde se planee estudiar, trabajar o instalarse.

Información importante: Se prevé que algún momento de 2022, aún sin especificar, empiece a ser obligatorio realizar los trámites para conseguir una autorización electrónica de viaje conocida como ETIAS (según sus siglas en inglés). Esta nueva medida se ha puesto en marcha para automatizar el control de las fronteras exteriores de Europa y reforzar su seguridad. El precio del ETIAS será de 7 euros, y los menores de 18 años estarán exentos de pagar. Una vez se hayan realizado los trámites, la solicitud se procesará en un máximo de 72 horas y la respuesta será enviada por correo electrónico.

¿Quién necesita un seguro de viaje para viajar a Europa?

¿Cuándo necesitaré un visado o un seguro para viajar a Europa desde Chile?

Solo las personas que residan en Chile y no cuenten con un pasaporte nacional tendrán que informarse de si necesitan tramitar o no algún tipo de visa para entrar en el espacio Schengen, en función de si su país de origen disfruta o no de una exención de visado.

En caso de que sí estén obligadas a contar con un visado Schengen, también tendrán que contratar el seguro médico de viaje que se debe presentar junto al formulario de solicitud debidamente cumplimentado y una serie de documentos que se enumeran a continuación.

¿Qué necesito para solicitar el visado Schengen

  • El formulario oficial.
  • Dos fotos tamaño pasaporte.
  • Un pasaporte válido y en vigor, expedido en algún momento de los últimos diez años y que no caduque en los seis meses posteriores a la fecha en que está previsto que su titular abandone el espacio Schengen.
  • Un billete de ida y vuelta, que demuestre la intención del viajero de abandonar el espacio Schengen y regresar a Chile antes de que concluyan los 90 días que el visado le autoriza a pasar en este territorio.
  • Una prueba de alojamiento para la duración total de la estancia, como puede ser una reserva de hotel o de un AirBnB. Si el alojamiento corre a cargo de un familiar o de un amigo, hay que contar con una carta de invitación que puede ser solicitada por las autoridades en los controles fronterizos.
  • Justificar los motivos de la visita a Europa.
  • Demostrar que se dispone de los medios económicos suficientes para costear la duración total de la estancia mediante un extracto de una cuenta bancaria, por ejemplo. La cantidad mínima varía de un país a otro.
  • Contar con un resguardo que pruebe que se ha contratado un seguro médico de viaje, válido en todo el territorio Schengen.

¿Qué garantías debe ofrecer mi seguro de viaje para Europa?

A la hora de contratar el seguro de viaje necesario para disfrutar de un visado Schengen, debe asegurarse de que cumpla dos condiciones básicas: que sea aceptado en los 26 países de este territorio de Europa, y que cubra la repatriación en caso de accidente o de enfermedad y los gastos médicos ante posibles emergencias por un valor mínimo de 30.000 euros.

¿Cuáles son los distintos tipos de seguros de viaje Schengen de AXA?

La opción Low-Cost

Se trata del plan más adecuado para los viajeros que cuentan con un presupuesto más ajustado o que solo requieren la cobertura mínima necesaria para obtener el visado estándar para Europa. Su precio es de 0,99 euros al día y, a cambio, estarán cubiertos los gastos médicos ante emergencias o accidentes por un valor de hasta de 30.000 euros en los 26 estados que componen el espacio Schengen, y también el proceso de repatriación por enfermedad o fallecimiento. En el momento en que se contrate esta póliza, se proporcionará automáticamente un certificado digital para utilizarlo en el proceso de solicitud del visado.

Como líder entre los proveedores de seguros Schengen, AXA también le ofrece otras opciones y planes a medida.

La opción Europe Travel

Se trata del plan perfecto para quienes viajen en familia, porque protege también a los menores de 18 años, y para quienes tengan previsto realizar algún tipo de actividad o deporte de riesgo durante su estancia en Europa, ya que ofrece una cobertura extendida de hasta 100.000 euros tanto para usted como para su familia. Este plan también cubre la pérdida de documentos y otros objetos importantes; el envío de medicamentos, gafas, lentes de contacto y prótesis imprescindibles; los gastos de comunicación por un valor de 100 euros; y el coste de operaciones de búsqueda y rescate por un máximo de 5.000 euros. Y todo por tan solo 1,50 euros al día.

La opción para viajeros frecuentes

Este seguro está pensado para los viajeros frecuentes, que visiten Europa con regularidad, ya que les protegerá a lo largo de todas sus estancias durante un período de doce meses, ofreciéndoles las mismas garantías que el plan Europe Travel por un precio de 298 euros. Se trata de la opción perfecta para viajes de negocios, para que no se vean interrumpidos por ningún imprevisto.

Más información sobre el seguro de viaje Schengen

Preguntas frecuentes sobre el seguro de viaje para Europa desde Chile

¿Puedo cancelar el seguro de viaje si mi solicitud de visado es rechazada?

Sí - AXA le reembolsará el dinero de su seguro de viaje - siempre y cuando presente la documentación que demuestre que su solicitud ha sido denegada.

¿Estoy obligado a especificar si padezco alguna enfermedad al contratar mi seguro de viaje para Europa?

Sí - es imprescindible y muy importante que lo haga - siendo lo más sincero y meticuloso posible. Resulta vital para que le podamos ofrecer la mejor protección durante su estancia en el extranjero - adaptada a sus necesidades concretas.

¿Qué debo hacer para informar a AXA de que padezco una enfermedad crónica?

AXA le facilita la tarea de especificar que padece alguna condición preexistente incluyendo algunas preguntas rápidas y confidenciales al respecto en el formulario que rellenará a la hora de contratar su póliza - que debe contestar con la mayor precisión posible.