¿Cómo renovar su visa Schengen?

Aunque tres meses no parecen tiempo suficiente para visitar y conocer todos los países del espacio Schengen, para los extranjeros no es posible permanecer en este territorio durante más de 90 días en un período de seis meses.

Los estados Schengen rara vez renuevan los visados de corta duración o de tipo C para que sus titulares puedan alargar su estancia sin tener que regresar a su país de origen y volver a realizar todos los trámites.

Quienes deseen renovar su visado en pleno viaje, deberán considerar en primer lugar cuál poseen para asegurarse de que permanecen de manera legal en el espacio Schengen en todo momento. Los visados de entrada única, por ejemplo, expiran en cuanto su titular sale de este territorio, sin importar si ha agotado o no el límite de 90 días. Los de entrada doble permiten cruzar las fronteras exteriores en dos ocasiones y después dejan de ser válidos. Los de entrada múltiple, por el contrario, autorizan a su titular a salir y entrar tantas veces como desee durante un máximo de 90 días en un período de 180.

¿Por qué motivos puedo solicitar que se renueve el visado Schengen?

La razón por la que rara vez se conceden este tipo de prórrogas para las estancias de extranjeros es que solo se contempla hacerlo en circunstancias extraordinarias.

Por supuesto, existe la posibilidad de que un viajero sufra algún tipo de accidente que le impida regresar a su país de origen o, en el caso de quienes se encuentren en posesión de un visado para someterse a un tratamiento médico, puede que aún no estén preparados para recibir el alta médica. Este tipo de situaciones se contemplan en el código acordado por los estados Schengen y se resumen a continuación:

• Razones de fuerza mayor, como un accidente grave que haya incapacitado al titular del visado o desaconseje que se someta al estrés de un desplazamiento. En esta categoría también se incluyen los desastres naturales y las cancelaciones, las huelgas o los retrasos imprevistos en los medios de transporte.

• Razones humanitarias, asociadas siempre al titular del visado. En esta categoría se incluyen las razones médicas y familiares, como la enfermedad grave o el fallecimiento de un ser querido (generalmente debe tratarse de un familiar de primer grado), o incluso una boda inesperada.

• Razones laborales, como la falta de tiempo para concluir la actividad profesional o de negocios que se citó como motivo del viaje cuando se obtuvo el visado.

En cualquier caso, si cree que cuenta con una razón de peso para alargar su visita, aunque no aparezca mencionada en los ejemplos expuestos anteriormente, siempre puede presentar la solicitud y esperar a recibir una respuesta. Recuerde que, de serle denegada la renovación del visado, deberá abandonar el país en que se encuentre en la fecha prevista inicialmente.

¿Cuál es el proceso para renovar el visado Schengen?

Los trámites administrativos para renovar su visado y alargar su estancia en el espacio Schengen deben iniciarse siempre antes de que expire.

La solicitud se presentará a las autoridades del estado que expidió inicialmente el visado, a través de los órganos competentes y los pasos a dar varían de un país a otro. En España, por ejemplo, se realiza en la Oficina de Extranjería o en la comisaría nacional de policía de la localidad donde se encuentre el titular de dicho permiso, presentando un modelo oficial conocido como EX-00 que debe estar cumplimentado de manera correcta y que se puede descargar en el siguiente enlace: http://extranjeros.mitramiss.gob.es/es/modelossolicitudes/mod_solicitudes2/00-Formulario_estancia_FEB19.pdf

Lo más probable es que también se le requiera una serie de documentación adicional como:

• Pasaporte válido y con una vigencia superior a seis meses o a la prórroga que se desee conseguir.

• Visado Schengen original.

• Prueba de las razones excepcionales por las que se ha pedido permiso para alargar la estancia.

• Prueba de que se dispone de medios económicos suficientes para costear los días adicionales de su estancia en caso de que se conceda la prórroga.

• Seguro que cubra la totalidad de la estancia en caso de que se conceda la prórroga.

• Algún tipo de prueba que garantice la vuelta al país de origen. A dichos efectos, un billete de avión a nombre del solicitante sería suficiente, y no importaría que la fecha de regreso fuera anterior a la finalización del período de prórroga solicitado.

Información importante

Desde AXA nos esforzamos al máximo para ofrecerle siempre información precisa y actualizada, pero la normativa de los visados puede ser modificada en cualquier momento por la embajada o el consulado del estado Schengen que desee visitar. Por esta razón, no podemos hacernos responsables de las consecuencias de dichos cambios. Por favor, contacte con las autoridades consulares para informarse acerca de los términos y las condiciones para conseguir un visado que se encuentran en vigor en el momento en que lo solicite.

Preguntas frecuentes sobre el proceso para renovar un visado Schengen

¿Puedo renovar mi visado si finalmente no he podido viajar en las fechas que aparecen en la pegatina?

No, el visado solo puede utilizarse para entrar en el espacio Schengen durante su período de validez y, en caso de no ser utilizado, habrá que solicitar otro.

¿Puedo renovar mi visado saliendo y volviendo a entrar en el espacio Schengen?

Algunos viajeros intentan alargar de manera ilegal la validez de su visado abandonando el espacio Schengen a través de un tercer país que no pertenezca a su territorio, como Inglaterra o Marruecos, para volver a entrar de nuevo esperando que así se renueve automáticamente o que el contador de los días que han pasado en el espacio Schengen se ponga de nuevo a cero. Esta maniobra constituye un delito que acarrea graves sanciones, y que afectará negativamente a sus próximas solicitudes para obtener un visado.

¿Tengo que pagar para renovar mi visado?

Existen unas tasas de prórroga de estancia fijadas por las autoridades de cada estado Schengen que deberán ser abonadas de antemano.