Seguro Visa Schengen | Información de Austria

Vuestro Seguro de Viaje Visa Schengen para Austria a partir de 0,99€ / día ! AXA la marca N°1. Certificado en línea -Asistencia 24/24 & 7/7 - Productos a la medida.

Seguro de viaje en Austria: organice su itinerario con tranquilidad

¿Planea viajar a Europa y desea descubrir Austria y las bellas ciudades de Viena, Graz, Linz o Salzburgo? Es una idea espectacular y, para que pueda moverse con el mejor respaldo y una agradable sensación de confort, le ofrecemos nuestra compañía y el beneficio de un buen seguro de viaje en Austria, además de consejos e información de utilidad. Entre otras particularidades, le contaremos acerca de la importancia de la visa Schengen, sobre el clima que le espera en el país, su nivel de seguridad y otros detalles interesantes sobre Austria.

La visa Schengen y otras formalidades antes de partir hacia Austria

Los ciudadanos de los países pertenecientes al Espacio Schengen solo necesitan su documento de identidad o su pasaporte (no necesariamente en vigor, aunque deben haber pasado menos de 5 años desde la fecha de  vencimiento) para viajar a Austria. Los niños deben estar registrados en el pasaporte del padre y/o la madre que viaje con ellos, o presentar su propio pasaporte.

 

Si usted es residente de un país externo al Espacio Schengen, puede obtener más información sobre estos aspectos en el portal de la Embajada de Austria: http://www.bmeia.gv.at/en/foreign-ministry/service/austrian-representations-in-german.html (en inglés) o http://www.bmeia.gv.at/aussenministerium/buergerservice/oesterreichische-vertretungen.html (en alemán).

Su seguro de viaje para Austria le permite obtener su visa Schengen

Los ciudadanos procedentes de países no integrados en el Espacio Schengen deben presentar una visa específica para ingresar en Austria. En efecto, la visa Schengen es la llave de acceso al territorio austríaco y, además, a cualquiera de los países del área. Para poder solicitar su emisión deberá, necesariamente, contratar un seguro de viaje válido para su estancia, durante la cual tendrá la posibilidad de moverse libremente por todos los países del área Schengen, siempre por un período máximo de 90 días.

 

Además de cumplir con los requisitos mínimos para obtener su visa Schengen, este seguro de viaje para Austria puede brindarle una utilidad mucho más amplia, por ejemplo, ante la aparición de un problema de salud o en caso de sufrir un accidente. Como puede imaginar, estas coberturas adicionales le ofrecen una significativa protección, especialmente conveniente si tiene intención de realizar excursiones por la montaña, ya que las operaciones de búsqueda, rescate y cualquier asistencia al respecto tienen en Austria un coste muy elevado. Si lo desea, también puede solicitar una ampliación de protección para los menores o la repatriación de todos los integrantes del viaje, beneficios que le permitirán viajar a Austria con la mayor tranquilidad. 

¿Cómo llegar a Austria?

En coche: la red de carreteras y autopistas austríacas es excelente, así que podrá llegar y conducir por el país con toda comodidad. Tenga en cuenta que las autopistas no son gratuitas. Si desea explorar Austria con su propio vehículo deberá comprar una pegatina destinada a pagar los peajes, cosa que no es necesaria si alquila un automóvil para trasladarse por el país. La pegatina debe estar en la luna delantera, y perfectamente visible. Desde el mes de noviembre hasta mediados de abril es obligatorio circular con cadenas para la nieve o con neumáticos de invierno.

En avión: numerosas líneas aéreas operan vuelos directos o con escalas hacia Austria, desde varias ciudades importantes de Europa. Si llega desde Sudamérica deberá hacer, probablemente, una escala en Madrid, aunque desde Nueva York, Miami o Los Ángeles, por ejemplo, podrá llegar a Viena mediante un vuelo directo.

En tren: el Österreichische Bundesbahn ofrece varias conexiones ferroviarias, entre las que se encuentra un tren nocturno que, diariamente, llega desde París, después de viajar durante 12 ó 13 horas. También existen conexiones desde Bruselas y otras destacadas ciudades europeas.

En barco: entre otras opciones, es posible señalar que la compañía Blue Danube Schifffahrt (DDSG) ofrece trayectos en barcos de  pasajeros que comunican la ciudad de Passau, en Alemania, con Viena, viajando por el río Danubio, y también presta servicio de traslados de conexión con Budapest.

Recomendaciones sobre salud y vacunas

No existe ninguna vacuna que sea obligatoria para viajar a Austria. Sin embargo, se recomienda vacunarse contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis, las hepatitis A y B y, en el caso de los niños, contra el sarampión y la tosferina. En los bosques del oeste del país puede advertirse la presencia de garrapatas, principalmente durante el verano. Si piensa explorar esta región conviene que consulte a su médico al respecto, pues podría recomendarle que se pusiera la vacuna contra la encefalitis transmitida por la picadura de dichos ácaros.

Clima

Austria presenta un clima continental templado. En invierno nieva con frecuencia, y también es posible disfrutar de muchos días con cielos despejados. Si desea esquiar o practicar otros deportes de nieve, debería visitar Austria entre diciembre y abril. Las temperaturas del verano, por su parte, son cálidas, aunque por las noches refresca bastante.

 

La mejor idea para moverse cómodamente por las ciudades y las carreteras austríacas, e incluso para disfrutar del senderismo en los maravillosos escenarios de los Alpes, es programar su viaje para la primavera o el otoño. Los meses de mayo, junio y septiembre son magníficos.

Disfrute descubriendo Austria a su ritmo

Con su visa Schengen podrá viajar a su aire por Austria y por otros países de Europa. Si le atraen los paisajes naturales, las montañas y la idea de descubrir una nueva cultura desbordante de riqueza, entonces Austria y sus atractivos le cautivarán.

- Viena, su arquitectura y sus cafés: Viena, la capital de Austria, por sí sola representa un motivo suficiente para visitar el país. Acérquese hasta el fabuloso Palacio de Schönbrunn, conocido como el Versailles vienés, el monumental palacio imperial de Hofburg y también los palacios Schwarzenberg y Kinsky, exponentes de los estilos barroco y rococó, respectivamente. ¿Le interesan los museos? Entonces debe visitar el MuseumsQuartier, una grandiosa exposición de arte cuyo recinto se extiende por 60.000 m², que se encuentra cerca del palacio imperial.

Por supuesto, Viena no sería la entrañable ciudad que es si no existieran sus increíbles cafés, donde le espera una dulce e inevitable cita con el delicioso apfelstrudel. Si viaja con niños programe una visita al famoso Wiener Prater, parque situado en el distrito de Leopoldstadt, para subir en la noria gigante y divertirse en sus más de 250 atracciones, que ofrecen alternativas para todos los gustos.

- Salzburgo le encantará: la ciudad de Mozart hace las delicias de los amantes de la música, quienes disfrutan inmensamente al visitar el lugar de nacimiento y la que fuera la residencia del singular compositor y pianista. Sea músico o no, destine tiempo para hacer estas visitas, ya que le proporcionarán una experiencia inolvidable y, además, Salzburgo es una ciudad mágica. Si hace buen tiempo, dese el gusto de pasear por sus calles adoquinadas olvidando el reloj, y descubrirá infinidad de rincones llenos de encanto.

- Tirol: célebre por ser un destino privilegiado para los apasionados por el aire libre y los deportes de invierno, el estado federado de Tirol ofrece paisajes de lujo y fascina a todo tipo de viajeros. Desde Innsbruck, la capital, podrá realizar un viaje en el funicular de Nordpark, diseñado por la conocida arquitecta Zaha Hadid, que en solo quince minutos le conducirá hasta la montaña y las pistas de esquí.  

- Graz: esta es la segunda ciudad más grande de Austria, y se encuentra en el sur del país. Graz le recibirá con su animado ambiente, su inmensa riqueza cultural y esa fisonomía única, donde se mezclan con arte las construcciones antiguas con elementos de la más moderna arquitectura. Definitivamente, le encantará.

 

- Tanto si dispone de automóvil como si prefiere moverse en bicicleta, programe su viaje de tal modo que le permita extender sus visitas a pueblos y aldeas como Feldkirch o Hallstatt, entre tantas otras preciosas localidades. Al pasear por sus calles y espacios verdes descubrirá su belleza y las más auténticas tradiciones culturales de Austria, un país simplemente asombroso.  

Seguridad

Puede tener la tranquilidad de que Austria es un país seguro, tal y como lo demuestra la tasa de criminalidad en Viena, inferior a la que habitualmente se observa en el resto de las ciudades europeas. En general, la criminalidad callejera es muy baja en todo el país, aunque es recomendable apelar al sentido común y mantener la atención por si pudieran merodear algunos carteristas, principalmente en la capital. 

Información práctica

La moneda en curso legal en Austria es el euro.

Si piensa conducir, deberá hacerlo por el carril derecho y cuidar los límites de velocidad. En las zonas urbanas podrá circular a 50 km/h, en general, aunque en el centro de Graz no podrá superar los 30 km/h. En las autopistas el límite de velocidad es de 130 km/h.

 

Las tiendas generalmente permanecen abiertas entre las 8 a. m. o las 9 a. m. y las 6 p. m. de lunes a viernes y, en los pueblos y aldeas, generalmente cierran al mediodía para comer. Los sábados las tiendas cierran a la 1 p. m. y los grandes almacenes a las 5 p. m.