¿Qué es una visa de negocios Schengen y cómo obtengo una?

En primer lugar, lo más importante es señalar que no existe un visado Schengen pensado exclusivamente para quienes planean realizar un viaje de negocios. Es más, no todos los viajeros que visiten el espacio Schengen por este motivo están obligados a contar con un visado.

Para más información : ¿Cuáles son los diferentes tipos de visa Schengen?

¿Quién necesita un visado para sus viajes de negocios?

El primer paso antes de organizar un viaje de negocios al espacio Schengen pasa por comprobar si se reside en uno de los países que han llegado a un acuerdo de exención de visado con el espacio Schengen. En este caso, podrán desempeñar labores relacionadas con su actividad profesional sin necesidad de solicitar una visa, siempre y cuando su estancia no supere los 90 días de duración. Por otra parte, estas personas estarán sometidas a la regla de los 90 días cada 180, es decir, no podrán pasar más de 90 días en el territorio Schengen por motivos de negocios en un período de seis meses (o 180 días).

Los residentes de países que sí están obligados a obtener un visado para sus estancias en el espacio Schengen deberán realizar los trámites a través de la embajada o el consulado del país que planeen visitar por negocios desde su lugar de residencia.

Si su visita incluye varios países, deberán realizar los trámites a través de la embajada o el consulado del país donde pasarán más tiempo. En caso de que no cuenten con un destino principal en su itinerario, lo harán a través de la embajada o el consulado del país por el cual crucen las fronteras exteriores del territorio Schengen.

¿Cómo se solicita un visado de negocios?

La documentación a presentar junto a la solicitud de este tipo de visados es la misma que la que debe adjuntarse para obtener un visado de turismo, ya que ambos se consideran visados tipo C, también conocidos como uniformes o de corta duración:

• El formulario oficial debidamente cumplimentado en el que se marque la casilla ‘Negocios’ en el apartado ‘Motivo o motivos principales del viaje’.

• Pasaporte en vigor que sea válido hasta tres meses después de la fecha en que su titular tenga previsto abandonar el espacio Schengen.

• Dos fotografías tamaño pasaporte.

• Billete de ida y vuelta. Puede tratarse de una reserva de los pasajes.

• Justificante del lugar de alojamiento durante la duración total de la estancia. Pude tratarse de una reserva de hotel o de una carta oficial de invitación de un particular con una vivienda a su nombre.

• Prueba de que se dispone de los medios económicos suficientes para costear la totalidad de la estancia en el espacio Schengen mientras se desempeñen las actividades profesionales por las cuales se ha realizado el viaje. Puede tratarse de un extracto bancario de no más de tres meses o de una carta de patrocinio si es una tercera persona la que esté financiando el viaje.

• Seguro médico internacional que garantice una cobertura mínima de 30.000€ durante la duración total de la estancia, que sea válido en todo el territorio Schengen y cubra gastos básicos como la repatriación en caso de emergencia o defunción y la asistencia legal y médica en caso de accidente.

También es necesario incluir una carta de presentación que describa brevemente el puesto de trabajo del solicitante del visado y que explique las razones del viaje y su itinerario durante su estancia en el espacio Schengen.

Las personas que viajen invitadas por una compañía deben añadir a toda la documentación mencionada anteriormente una carta de invitación, que será enviada por dicha entidad a la embajada o el consulado correspondiente antes del inicio del viaje. Este documento debe incluir una breve descripción de las reuniones o eventos a los que se asistirá y especificar quién correrá con los gastos de la estancia. Si el itinerario del solicitante del visado incluye visitas a distintos países Schengen como invitado de varias compañías, tendrá que incluir cartas de cada una de ellas.

En el caso de las personas que viajen en representación de la compañía para la que trabajan, se debe añadir una carta de su empleador describiendo el motivo de la visita al espacio Schengen y especificar quién correrá con los gastos de la estancia.

Por su parte, los autónomos o trabajadores por cuenta propia deben añadir la documentación acerca de su negocio que incluya su número de identificación fiscal, una declaración de sus ingresos anuales, etcétera.

¿Cuál es el período de validez de un visado de negocios?

Al tratarse de un visado uniforme o de corta duración, este tipo de visado solo autoriza a su titular a pasar un máximo de 90 días en el espacio Schengen en un período de 180. Es decir, si una persona ha agotado este tiempo máximo de 90 días, tendrá que abandonar el espacio Schengen y esperar otros 90 antes de poder entrar de nuevo en su territorio.

¿Cuánto cuesta un visado de negocios?

Desde febrero de 2020, la tasa de un visado Schengen uniforme o de corta duración -incluido el de negocios- ha aumentado de 60 a 80 euros.

Información importante

Desde AXA nos esforzamos al máximo para ofrecerle siempre información precisa y actualizada, pero la normativa de los visados puede ser modificada en cualquier momento por la embajada o el consulado del estado Schengen que desee visitar. Por esta razón, no podemos hacernos responsables de las consecuencias de dichos cambios. Por favor, contacte con las autoridades consulares para informarse acerca de los términos y las condiciones para conseguir un visado Schengen que se encuentran en vigor en el momento en que lo solicite.

Más información sobre el visado Schengen :

Preguntas frecuentes sobre los visados de negocios Schengen

¿Cómo puede ayudarme AXA a obtener mi visado de negocios?

Contar con un seguro médico de viaje forma parte de las obligaciones legales para beneficiarse de cualquier tipo de visado Schengen, y AXA ofrece una cobertura completa ante cualquier emergencia que pueda surgir durante su viaje. Ninguna de nuestras pólizas le obligará a pagar cuotas extra en función de sus gastos médicos. Las pólizas de viaje de AXA son aceptadas en todas las embajadas y consulados de los países del espacio Schengen.

¿Puedo visitar otros países del espacio Schengen con mi visado de negocios?

Eso dependerá del tipo de visado. Al tratarse de un visado uniforme o de corta duración, existe la posibilidad de solicitar uno de entrada múltiple que permita a su titular entrar y salir del espacio Schengen tantas veces como desee durante un máximo de 90 días cada 180. El número total de días se calcula sumando la duración de cada estancia individual.

¿Puedo trabajar en Europa con un visado de negocios Schengen?

Cualquier persona que desee desempeñar una actividad profesional remunerada en el espacio Schengen -que no debe confundirse con la Unión Europea-, durante un período de tiempo superior a 90 días deberá contar con un visado tipo D, también conocido como visado de larga duración. El resto de países fuera de este territorio establecen sus propias normas.