¿Cuánto cuesta un visado Schengen?

La solicitud de un visado Schengen va asociada al pago de unas tasas que desde el 2 de febrero de 2020 han aumentado en un 33 por ciento para cubrir el coste total de su tramitación. Este cambio se enmarca en una modificación del código de visados Schengen que tiene como objetivo simplificar y agilizar los trámites administrativos a través de nuevas medidas:

  • Ampliar la antelación con que se puede presentar el formulario oficial junto a la documentación de tres a seis meses, y establecer además una fecha límite de quince días antes del inicio del viaje.
  • Actualizar los sistemas informáticos para ofrecer la posibilidad de cumplimentar y firmar el formulario oficial de manera online.
  • Premiar a los viajeros frecuentes con un historial positivo con visados de entrada múltiple, que les permitirán entrar en el espacio Schengen en repetidas ocasiones sin necesidad de realizar los mismos trámites antes de cada viaje. El período de validez de estos visados irá ampliándose gradualmente de uno hasta cinco años.

Tasas actuales del visado Schengen

Desde la fecha mencionada anteriormente, la tasa de un Visado Schengen estándar ha aumentado de 60 a 80 euros. Sin embargo, la nueva regulación también introduce un nuevo mecanismo que permite revisar esta cifra cada tres años para decidir si debe variar.

Los niños con edades comprendidas entre 6 y 12 años pagan 40 euros y los menores de 6 años pueden solicitar el visado Schengen de manera gratuita.

Pese a este incremento, calculado según la inflación general en Europa desde 2006, el visado Schengen sigue resultando relativamente barato en compasión con otras visas internacionales: este mismo tipo de permiso supera de lejos los cien euros para países como China o Estados Unidos.

Cabe señalar que existen circunstancias y casos especiales en los que los solicitantes estarán exentos de pagar estas tasas, por ejemplo por razones humanitarias o en caso de accidentes graves o emergencias similares.

Los menores de 25 años pueden beneficiarse de descuentos especiales cuando viajen para asistir a una conferencia, un evento deportivo o cultural y en el marco de una iniciativa de alguna organización sin ánimo de lucro. También se incluyen en esta categoría los titulares de pasaportes diplomáticos, los miembros del personal acreditado por una misión diplomática, los extranjeros que hayan recibido una beca costeada con fondos públicos y los investigadores científicos. Por otra parte, cada estado Schengen puede ofrecer sus propias exenciones y la mejor opción es consultar con la embajada o el consulado correspondiente.

¿Hay una tasa estándar para todos los países de Schengen?

El coste de los visados Schengen de corta duración -sean o no de entrada múltiple- es el mismo para todos los países, independientemente del país que realice los trámites. Las tasas a pagar por los visados de larga duración para personas que planeen residir o pasar más de 90 días en el territorio Schengen sí pueden variar.

De nuevo, la mejor opción es consultar con la embajada o el consulado correspondiente.

El espacio Schengen ha establecido una serie de acuerdos de facilitación de visado para varios países, como Armenia, Azerbaiyán y Rusia, que en consecuencia no se han visto afectados por el aumento de la tasa general y seguirán pagando 35 euros por los de corta duración.

Costes adicionales

Algunas embajadas y consulados han externalizado el proceso de solicitud de visados a centros especializados como BLS international, que maneja los permisos de viaje de Bolivia para España. Estos proveedores de servicios pueden establecer sus propias cuotas que incurrirán en gastos adicionales.

Además, el formulario de solicitud debe ir acompañado de una serie de documentos entre los que se incluye el comprobante de un vuelo o cualquier otro tipo de transporte. Generalmente, las aerolíneas permiten realizar este tipo de reservas sin necesidad de pagar por adelantado o a cambio de una cantidad de dinero simbólica.

Otro de los requisitos imprescindibles para conseguir un visado consiste en contratar un seguro médico y de viaje que incluya una cobertura de hasta 30.000 euros ante emergencias médicas o de otro tipo, y también la repatriación en caso de defunción.

¿Qué seguros AXA pueden ayudar a conseguir el visado Schengen?

Afortunadamente, AXA ofrece distintas alternativas para mantener bajo control los gastos que se deriven de la planificación de su viaje a través del seguro Schengen de bajo coste, aceptado por todos los países de Schengen y que cuesta tan solo 0,99 euros al día.

Esta opción es perfecta para los viajeros ocasionales e incluye por supuesto la expedición de un certificado que demuestre que se ha contratado un seguro de viaje, que resulta imprescindible para obtener el visado Schengen.

Los viajeros frecuentes interesados en obtener un visado de entrada múltiple cuentan con otra alternativa: un seguro de viaje múltiple que cuesta 298 euros al año.

Temas relacionados con el visado Schengen

Preguntas frecuentes sobre el primer puerto de entrada de su visado Schengen

¿Puedo recuperar la tasa de mi solicitud si cancelo la petición de visado o esta es rechazada?

No - su tasa no será devuelta una vez que haya presentado su solicitud en ninguno de los casos mencionados.

¿Recibiré un reembolso de mi seguro de viaje si cancelo mi solicitud de visado Schengen?

AXA ofrece un reembolso completo de su seguro médico y de viaje si su solicitud de visado es rechazada.

¿Cuesta más obtener un visado Schengen para una estancia más larga?

Las tasas a pagar por los visados de larga duración para personas que planeen pasar más de 90 días en el territorio Schengen pueden no coincidir con las de los de corta duración. Cada estado Schengen tramita y aprueba los permisos para residir - trabajar o estudiar en su territorio - y por tanto puede solicitar el pago de tasas adicionales por los trámites administrativos o la documentación a presentar.