Seguro Visa Schengen | Información de Bélgica

Vuestro Seguro de Viaje Visa Schengen para Bélgica partir de 0,99€ / día ! AXA la marca N°1. Certificado en línea -Asistencia 24/24 & 7/7 - Productos a la medida.

Seguro de viaje en Bélgica: descubra un país desbordante de riquezas

Durante una estancia en Europa, ¿ha pensado en pasar un tiempo en Bélgica? Además de la hermosa ciudad de Bruselas, al visitar este maravilloso país podrá sumergirse en una inmensa riqueza cultural, y también en los aromas y sabores de su excelente panorama gastronómico. Gante, Charleroi, Lieja y otras sorprendentes ciudades le esperan, para nutrir su viaje de magníficas experiencias, que se convertirán en recuerdos imborrables. A continuación le proporcionaremos una serie de datos útiles, muy importantes para preparar su viaje, y también información acerca de las visitas que debería realizar para impregnarse de la esencia y la belleza de Bélgica.

Una visa Schengen le permitirá moverse con libertad por Bélgica y otros países europeos

Los ciudadanos de los países signatarios del Acuerdo de Schengen pueden ingresar libremente en Bélgica desde Francia, Alemania o Austria, por ejemplo. Solo deben presentar un documento de identidad o un pasaporte, vigente o cuya validez haya expirado en un período inferior a 5 años.

 

Es importante que conozca todos los elementos que se deben presentar y los trámites que deberá realizar para poder entrar en Bélgica con tranquilidad. En el siguiente enlace encontrará información al respecto: http://diplomatie.belgium.be/fr/ (en francés), http://diplomatie.belgium.be/en/ (en inglés), y http://diplomatie.belgium.be/nl/ (en neerlandés). 

Su seguro de viaje para Bélgica le brindará mucho más que la obtención de su visa Schengen

Para poder viajar libremente entre los países del Espacio Schengen y disfrutar de un viaje de placer, o por otros motivos, los naturales de varios países necesitan tramitar una visa Schengen. La ventaja de esta visa es que permite permanecer en Europa por más tiempo que un simple visado de turista. Para obtener su visa deberá realizar su solicitud en el país por el cual ingrese al Espacio Schengen, mediante la cumplimentación de un formulario y la presentación de una póliza de seguro de viaje especial para la visa Schengen.

 

Además de ser obligatorio para conseguir la emisión de su visa, el mencionado seguro de viaje para Bélgica le permitirá contar con el amparo de una estupenda protección. El seguro mínimo exigido debe cubrir los costes de repatriación y también los gastos por emergencias médicas aunque, si lo desea, puede acceder a una cobertura más amplia y conveniente. Entre otros beneficios, podría asegurar la repatriación de sus acompañantes, su equipaje y documentación, el cuidado de los niños, etc. Contratar un seguro que le proporcione una protección de alta calidad es sinónimo de viajar en excelentes condiciones, y con la máxima tranquilidad.

Cómo llegar a Bélgica

En coche: muchas autopistas importantes facilitan el acceso a Bélgica en coche, entre ellas la E19, la E25 y la E42 desde Londres. Para brindarle algunas referencias vale señalar que Bruselas se encuentra a 310 kilómetros de París, a 586 kilómetros de Hamburgo y a 434 kilómetros de Estrasburgo. Si piensa viajar en coche le agradará saber que las autopistas belgas son gratuitas, y su límite de velocidad es de 120 km/h.

En avión: Son numerosos los vuelos regulares que llegan al aeropuerto de Zaventem, situado unos 12 kilómetros al norte de Bruselas. Además, Bélgica dispone de un aeropuerto en Charleroi, municipio de Valonia, muy utilizado por las compañías de bajo coste, y también cuenta con el aeropuerto de  Liège-Bierset, situado a 11 kilómetros de Lieja.

 

En tren: El operador ferroviario Thalys ofrece un medio de transporte ideal desde Francia, y también desde otras ciudades de Europa. Estos trenes permiten estar en Bruselas en solo 1 hora y 30 minutos desde París, y en 1 hora y 50 minutos desde Colonia y desde Ámsterdam.

Consideraciones sobre salud y vacunas

Ninguna vacuna es obligatoria para ingresar en Bélgica y, sin embargo, es recomendable estar protegido frente a ciertas enfermedades. Se recomienda tener vigentes las vacunas contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis, la rabia, la enfermedad de Lyme (provocada por la picadura de la garrapata) y las hepatitis A y B. Los niños, además, deberían estar inmunizados contra la tosferina y el sarampión. En cualquier caso, decida las vacunas que se pondrá luego de tener el visto bueno de su médico.

Clima

El clima de Bélgica se caracteriza por ser oceánico y templado, muy variable como consecuencia de los vientos provenientes del océano Atlántico. En la costa se observa más templado y menos lluvioso que en el centro del país, donde también se aprecian notables cambios de temperatura. En efecto, el clima de la región central de Bélgica es continental y, por eso, en invierno se suceden los días con temperaturas bajo cero, y los veranos son templados y agradables. La región belga más fría en invierno es la de las Ardenas, ya que es elevada y se encuentra alejada del mar, por lo cual las nevadas y las heladas son habituales.

 

Asegúrese de llevar botas de lluvia y prendas impermeables en su maleta, además de suficiente abrigo si viaja en la temporada invernal. Se considera que la primavera es la mejor época para viajar a Bélgica, ya que podrá disfrutar mucho más de la naturaleza y tendrá la oportunidad de admirar la belleza de los árboles en flor.

Descubra las maravillas de Bélgica

Pequeño por su extensión e inmenso por su riqueza cultural, Bélgica es un país que le ofrece múltiples razones para desear que el viaje no llegue a su fin:

- Bruselas, capital de Bélgica y de Europa, requiere que le destine varios días de su estancia, porque la ciudad alberga infinidad de lugares sorprendentes, y ofrece un amplio abanico de actividades para disfrutar. Inicie su itinerario en la Grand Place, cerca de la cual descubrirá al Manneken Pis, la estatua del descarado niño haciendo pis en una fuente que se ha convertido en el símbolo de Bruselas. La hermosa plaza ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Más tarde podrá explorar el barrio europeo, situado entre tres parques, el de Leopoldo, el de Bruselas y el del Cincuentenario, donde podrá aprovechar para descansar, mientras pasea por sus bonitos espacios y admira el original palacio del Cincuentenario. Visite, además, el Palacio Real, sede de las oficinas de la monarquía belga, y el castillo de Laeken, rodeado por el hermoso parque del mismo nombre, que es hoy la residencia real. Bruselas añadirá infinidad de experiencias extraordinarias a su viaje.

- Brujas es una parada romántica que debe incluir en su itinerario por tierras belgas. Sus calles invitan a pasear y contemplar la arquitectura tradicional del país mientras se descubre su pasado, ya que es una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo. Una excursión en barco por los canales es una excelente manera de contemplar las hermosas fachadas de la ciudad.

- Destine tiempo a explorar las hermosas ciudades de Gante y Lieja, que combinan una arquitectura magnífica con un rico patrimonio gastronómico. Y permítase el capricho de disfrutar de un descanso de lujo en alguna de sus cafeterías gourmet.

- Si tiene la suerte de estar en Bélgica durante el carnaval, debería acercarse a Binche, localidad de la provincia de Henao, para sumergirse en su animada atmósfera y conocer a los Gilles, vestidos con sus hermosos y coloridos trajes.

 

- Otra de las actividades casi ineludibles durante una estancia en Bélgica es realizar una excursión por la costa. Le encantará descubrir numerosos pueblos tradicionales, todos preciosos, así como también pequeñas playas, perfectas para disfrutar en familia.  

Seguridad

En las ciudades importantes, tal y como se recomienda en cualquier núcleo urbano populoso, es importante prestar especial atención ante la posible aparición de carteristas, principalmente en las estaciones de tren y de autobuses de Bruselas. Asimismo, se recomienda encarecidamente controlar las pertenencias personales durante los viajes en tren y en las plataformas de las estaciones de metro.

 

Las autoridades belgas consideran seriamente el riesgo de atentado, así que resulta esencial mantener una actitud de precaución en los lugares públicos, especialmente en sitios con alta concentración de personas y durante las horas punta.

Información de utilidad

La moneda de Bélgica es el euro.

Si tiene planeado conducir, recuerde que deberá circular por el carril derecho. Las autopistas y carreteras belgas están en excelente estado, y permiten una ágil conducción.

Las tiendas, generalmente, están abiertas de lunes a sábado entre las 10 a. m. y las 6 p. m., aunque algunas abren antes o cierran una hora más tarde. Las pastelerías y las panaderías también están abiertas los domingos por la mañana.

Además de otros varios días festivos, como el 1 de enero, el 1 de mayo y el 21 de julio, que es la Fiesta Nacional de Bélgica, los servicios públicos también se cierran el 15 de noviembre, cuando se celebra el Día del Rey.