Seguro Visa Schengen | Información de Suiza

Vuestro Seguro de Viaje Visa Schengen para Suiza a partir de 0,99€ / día ! AXA la marca N°1. Certificado en línea -Asistencia 24/24 & 7/7 - Productos a la medida.

Seguro de viaje en Suiza: un valioso aliado para su estancia en el país

Suiza es uno de los 25 países pertenecientes al Espacio Schengen. ¿Desea sumergirse en sus maravillosos paisajes y disfrutar de unas vacaciones tan diferentes como inolvidables? O, tal vez, está programando un viaje de negocios. En cualquier caso, es posible que necesite tramitar una visa Schengen, documento que le permitirá ingresar en el país. A continuación le proporcionaremos toda la información que necesita para organizar su viaje de la mejor manera, desde los detalles del seguro de viaje para Suiza hasta el clima y los atractivos que le esperan en su destino. Prepárese, porque la combinación de tradiciones, cultura, deportes, belleza natural, chocolate y precisión le brindará infinidad de vivencias que dejarán huella en su vida.

Una visa Schengen le permite viajar a Suiza cómodamente

¿Es usted natural de un país no perteneciente al Espacio Schengen? En ese caso se le requerirá una visa Schengen para visitar Suiza. Puede encontrar información sobre este visado en el Departamento Federal de Asuntos Extranjeros de Suiza haciendo click aqui.

Entre la documentación que deberá presentar al solicitar su visa se encuentran su pasaporte en vigor y una póliza de seguro de viaje para su estancia en Suiza. Además, se le pedirá que cumplimente un formulario específico y que justifique los motivos de su viaje.

Con su seguro de viaje para Suiza ganará en protección y tranquilidad

La póliza de su seguro de viaje para Suiza, cuyo comprobante tendrá que facilitar para que se emita su visa Schengen, debe asegurar la cobertura de los gastos por emergencias médicas y los costes que implica una repatriación, por una suma asegurada mínima de 30.000 euros.

 Por supuesto, tiene la oportunidad de contratar otras coberturas adicionales muy atractivas, en función de su situación y sus necesidades particulares. Entre los beneficios que podría añadir a su seguro de viaje para Suiza se incluyen el envío de medicamentos esenciales, gafas, lentillas y prótesis, la repatriación o el retorno anticipado de otras personas que le acompañen en el viaje y, además, puede optar por asegurar su equipaje, la cobertura de diversos gastos eventuales, etc. Consulte el amplio abanico de posibilidades en protección al que podría optar.

Cómo llegar a Suiza

En avión: Suiza tiene varios aeropuertos internacionales, el de Zurich-Kloten, el de Ginebra, el de Basilea-Mulhouse, el de Berna y el de Lugano. Varias líneas aéreas regulares y de bajo coste ofrecen vuelos diarios a Suiza desde numerosas ciudades de todo el mundo. La compañía Swiss International Air Lines, por ejemplo, opera trayectos aéreos que conectan a Suiza con 100 destinos ubicados en 49 países.

En autobús: Eurolines ofrece viajes eficientes y económicos. Si desea ahorrar en traslados puede acercarse a numerosas ciudades suizas en autobús, tanto a las más importantes como a pequeños núcleos urbanos. Es cierto, el viaje puede ser prolongado, aunque su precio lo justifica.

 

En tren: le resultará muy fácil encontrar un billete de tren a Suiza desde Francia, Italia o Alemania. Es aconsejable que reserve su plaza con antelación, ya que así obtendrá las mejores tarifas.

Recomendaciones acerca de salud y vacunas

No deberá presentar ningún certificado de vacunación obligatorio para entrar en Suiza.

 

De todas formas, antes de cualquier viaje al extranjero es aconsejable vacunarse contra la difteria, el tétanos y la poliomielitis. Si planea explorar las áreas rurales durante la primavera o el verano, además, es recomendable que se vacune contra la encefalitis transmitida por garrapatas. Consulte a su médico, quien le guiará para tomar las mejores precauciones antes de viajar.

Clima

Tan pronto como abandone las planicies del país comprobará que las temperaturas tienden a ser frescas, incluso durante el verano, principalmente en la zona de los Alpes. Si desea disfrutar de temperaturas más suaves, la mejor idea es que su viaje por Suiza se centre en la región sur, donde se encuentra el Cantón de Ticino.

En invierno las zonas elevadas se cubren de nieve, mientras que en las llanuras ya no se observan los paisajes blancos. En verano las temperaturas oscilan entre los 20 °C y los 25 °C, y las tormentas son bastante frecuentes, tal y como sucede en primavera, así que recuerde llevar equipo de lluvia y calzado con suelas antideslizantes en la maleta.

Descubra los tesoros naturales y culturales de Suiza

- Comience a descubrir los atractivos de Suiza visitando Ginebra, la ciudad más internacional y cosmopolita del país. Al recorrer esta pequeña y hermosa urbe le fascinará su casco antiguo, y también le sorprenderá la majestuosidad de la ecléctica Catedral de San Pedro y la singular belleza bizantina de la iglesia ortodoxa rusa. Para disfrutar del buen tiempo acérquese hasta el Lago de Ginebra, que le espera para ofrecerle un paseo muy agradable. Este lago desemboca en el río Ródano y, en esa zona, descubrirá el Jet d’Eau, emblema de la ciudad. Cerca de allí podrá admirar el precioso y simbólico reloj de flores. Los espacios verdes no faltan en Ginebra y, entre ellos, destaca el  Jardín Botánico, un lugar de visita obligada, principalmente durante la primavera.

 - Programe un itinerario que le permita conocer las diferentes ciudades suizas. Le sorprenderá descubrir que cada una tiene su encanto propio y especial. Desde Ginebra podría partir en dirección a Lausana y continuar por Friburgo, Lucerna, Zúrich y Basilea, por ejemplo, sin olvidar visitar Berna, la capital. En todas llamará su atención la presencia de hermosos espacios verdes, su patrimonio cultural y sus maravillas arquitectónicas.

 - Como es natural, le apetecerá contemplar en directo la belleza de Suiza que aparece en las postales. Podrá descubrir estos increíbles escenarios en los cantones de Valais y de los Grisones, regiones que invitan a ser exploradas con tiempo y a disfrutar del senderismo, en medio de paisajes montañosos de inmensa belleza.

- El cantón de Ticino, un paraíso italiano y mediterráneo insertado en Suiza, le cautivará. Se trata de la región más cálida del país en verano, y goza de un clima templado todo el año. Déjese enamorar por sus paisajes de ensueño, donde podrá dar fantásticos paseos y disfrutar de una deliciosa gastronomía.

Seguridad

Suiza es un país muy seguro aunque, como en todos los sitios turísticos, particularmente donde se observa una alta concentración de personas, es aconsejable mantener la atención. Cuide sus pertenencias al utilizar el transporte público y mientras se encuentre en las estaciones o aeropuertos.

 

Si está pensando en esquiar, practicar senderismo o realizar cualquier otra actividad en las montañas, tenga muy presente que en Suiza los servicios de búsqueda, rescate y atención médica de emergencia tienen costes elevados y, si los necesitara, correrían a su cargo. Por ello, la mejor idea es contar con protección a este respecto, beneficio que le puede proporcionar su seguro de viaje. 

Información práctica

La moneda de curso legal en Suiza es el franco suizo. A la hora de cambiar su dinero podrá acudir a las oficinas de cambio presentes en el aeropuerto, en las estaciones de tren y en las grandes ciudades. Las entidades bancarias atienden al público entre las 8:30 a. m. y las 4:30 p. m. Si lo prefiere, también podrá extraer dinero en efectivo en los cajeros automáticos, mediante su tarjeta de crédito.

Las tiendas de las grandes ciudades abren a las 8:00 a. m. o las 8:30 a. m. y cierran a las 6:30 p. m. o las 7:00 p. m. de lunes a viernes. En la calle Bahnhofstrasse de Zúrich encontrará tiendas abiertas hasta las 8:00 p. m. todos los días. Los sábados, generalmente, las tiendas urbanas cierran a las 4 p. m. o a las 5 p. m., mientras que los jueves las principales tiendas permanecen abiertas hasta las 9:00 p. m. En pueblos y aldeas los comercios cierran aproximadamente dos horas al mediodía.

 

Al recorrer las diversas regiones suizas escuchará hablar en alemán, principalmente, y también en francés, italiano, romanche y otros dialectos e idiomas, gracias a la fuerte inmigración que ha recibido el país desde hace más de ciento cincuenta años. De todos modos, le resultará sencillo hacerse entender en inglés, particularmente en las ciudades más pobladas.