¿Cómo obtener la visa Schengen para viajar a Francia?

¿Quién necesita una visa para viajar a Francia?

Los ciudadanos de los 26 países del espacio Schengen no necesitan un visado para cruzar las fronteras francesas, porque es uno de sus estados miembros. Los extranjeros que se encuentren en este territorio europeo de manera legal también pueden moverse con total libertad por los estados que lo conforman, incluyendo Francia, siempre que sea por períodos de tiempo inferiores a 90 días.

Los argentinos, chilenos, colombianos o peruanos, entre otros, no tienen que preocuparse por realizar trámites previos a su viaje. Las únicas personas que están obligadas a presentar un visado Schengen para entrar en Francia son las que cuentan con un pasaporte de uno de los países que no se benefician de la exención de este permiso de viaje.

Quienes residan en un país cuyos ciudadanos están exentos de un permiso para entrar en el espacio Schengen, pero no cuenten con un pasaporte nacional y sean originarios de otro que no se beneficie de esta misma exención, deberán estar en posesión de un visado para entrar en este territorio.

Lista de documentos para viajar a Francia

El permiso que necesita cada persona para entrar en Francia de manera legal depende tanto de su nacionalidad como de la duración y el motivo de su viaje.

Viajar sin visado

Las personas que no necesiten un visado para entrar en el espacio Schengen, incluyendo Francia, no tienen que presentar formalmente ninguna documentación antes de su viaje, pero sí deben cumplir una serie de requisitos:

  • Contar con un pasaporte válido y en vigor, expedido en algún momento de los últimos diez años y que no caduque en los tres meses posteriores a la fecha en que está previsto que su titular abandone Francia. También hay que asegurarse de que tiene suficiente espacio en blanco, al menos dos páginas, para que las autoridades puedan sellarlo en los controles fronterizos.
  • Reservar un billete de ida y vuelta, que demuestre la intención del viajero de abandonar el territorio francés antes de que concluyan los 90 días que está autorizado a pasar en el espacio Schengen sin un visado.
  • Ofrecer una prueba de alojamiento para la duración total de la estancia, como una reserva de hotel o de un AirBnB. Cuando el alojamiento corra a cargo de un familiar o de un amigo, habrá que estar en posesión de una carta de invitación que podría ser solicitada por las autoridades en los controles fronterizos a su llegada a Francia.
  • Justificar los motivos de la visita a Francia, que puede ser por turismo, para estudiar, para realizar una visita a familiares o amigos, para acudir a un evento cultural o deportivo, como parte de una visita oficial, para someterse a tratamiento médico o por tránsito aeroportuario.
  • Demostrar que se dispone de los medios económicos suficientes para costear la duración total de la estancia.

Información importante de cara al futuro: ETIAS

A partir de 2022, los viajeros que en la actualidad se benefician de la exención de visado deberán contar con una autorización ETIAS para viajar a Francia y al resto de estados Schengen. Afortunadamente, el proceso para obtenerla será muy sencillo y se realizará de manera online.

Viajar con visado

Las personas que están obligadas a contar con un visado para viajar a Francia y al resto del espacio Schengen deben realizar los trámites para obtenerlo a través de la embajada o el consulado francés de su país de residencia.

  • Contar con un pasaporte válido y en vigor, expedido en algún momento de los últimos diez años y que no caduque en los seis meses posteriores a la fecha en que está previsto que su titular abandone Francia. También hay que asegurarse de que tiene suficiente espacio en blanco, al menos dos páginas, para que las autoridades en los controles fronterizos puedan sellarlo.
  • Reservar un billete de ida y vuelta, que demuestre la intención del viajero de abandonar el territorio francés antes de que concluyan los 90 días que está autorizado a pasar en el espacio Schengen sin un visado.
  • Ofrecer una prueba de alojamiento para la duración total de la estancia, como una reserva de hotel o de un AirBnB. Si el alojamiento corre a cargo de un familiar o de un amigo, hay que contar con una carta de invitación que puede ser solicitada por las autoridades en los controles fronterizos.
  • Justificar los motivos de la visita a Francia, cuando se trate de una estancia de negocios o trabajo.
  • Demostrar que se dispone de los medios económicos suficientes para costear la duración total de la estancia mediante un extracto de una cuenta bancaria, por ejemplo. En el caso de Francia, la cantidad mínima es de 75 euros por cada cruce de sus fronteras, más 40 euros por cada día de estancia.
  • Contar con un resguardo que pruebe que se ha contratado un seguro médico de viaje, válido en todo el territorio Schengen y con una cobertura mínima de 30.000 euros.

Información importante: Desde hace años, Francia permite sustituir la prueba de alojamiento por una cantidad de dinero de 120 euros por día y persona. Quienes cuenten con una reserva hotelera, solo tendrán que justificar que disponen de 65 euros por día y persona, o 33 euros si pueden demostrar que se hospedarán en un establecimiento más económico.

¿Cuánto cuesta un visado para Francia?

El visado Schengen conlleva una tasa de tramitación que, desde febrero de 2020, se ha fijado en 80 euros para los adultos y 40 para los niños de entre seis y doce años; los menores de esa edad están exentos de pagar.

Por otra parte, el formulario de solicitud del visado Schengen especifica, justo debajo de los apartados 36 y 37, que la denegación del visado no conlleva el reembolso de los gastos de tramitación.

¿Qué debo hacer para viajar a Francia por trabajo?

Los residentes de los países exentos de la obligación de visado pueden visitar Francia por motivos de trabajo o negocios sin necesidad de obtener un permiso especial, siempre y cuando se trate de una estancia inferior a 90 días en un período de seis meses.

Las personas que quieran trabajar durante más de 90 días deben obtener un visado de larga duración o de tipo D antes del inicio de su viaje. Este tipo de permisos son competencia de cada estado Schengen y se tramitan a través de los consulados franceses en el extranjero.

¿Qué debo hacer para viajar a Francia como estudiante?

Los residentes de los países exentos de la obligación de visado pueden visitar Francia para ampliar sus estudios sin ningún permiso, siempre y cuando se trate de una estancia inferior a 90 días en un período de seis meses.

Las personas que quieran estudiar en Francia durante más de 90 días deben obtener un visado de larga duración o de tipo D antes del inicio de su viaje. Este tipo de permisos son competencia de cada estado Schengen y se tramitan a través de los consulados franceses en el extranjero.

¿Dónde se solicitan las visas para viajar a Francia?

Los trámites para obtener los visados se realizan en las embajadas o los consulados franceses del país de residencia de la persona que desee viajar a su territorio. Francia ha establecido el portal France-visas para manejar todo el proceso y ofrecer servicios adicionales, como presentar el formulario -disponible en inglés, francés y español- y la documentación para solicitar el visado de manera online. También permite consultar el estado de la solicitud.

El portal de visados de Francia : france-visas.gouv.fr/web/france-visas/

¿Cómo puede ayudarme AXA?

AXA ofrece tres tipos de seguros médicos de viaje para quienes estén planeando viajar al espacio Schengen a precios muy competitivos: desde la póliza Low-Cost por 0,99 € al día a otra conocida como Europe Travel que ofrece una cobertura más completa a partir de 1,50 €, o el paquete Multi-Trip para los viajeros frecuentes, que cuesta 298 € al año.

Estas pólizas se aceptan en todos los estados Schengen, y en el momento de su contratación se proporciona un certificado automático que puede presentarse junto a la solicitud de visado como prueba de que se cuenta con un seguro médico de viaje.

Información importante

Desde AXA nos esforzamos al máximo para ofrecerle siempre información precisa y actualizada, pero la normativa de los visados puede ser modificada en cualquier momento por la embajada o el consulado francés. Por esta razón, no podemos hacernos responsables de las consecuencias de dichos cambios. Por favor, contacte con las autoridades consulares para informarse acerca de los términos y las condiciones para conseguir un visado Schengen que se encuentran en vigor en el momento en que lo solicite.

Otros países

Preguntas frecuentes sobre los visados para Francia

¿Necesito algún documento especial para viajar a Francia por trabajo?

Las personas que viajen a Francia por negocios o trabajo tendrá que contar con una carta de invitación de la empresa que les haya invitado al país o para la que trabajen en su país de origen - explicando qué labores desempeñarán durante su estancia. Este documento es imprescindible para todos los viajeros - estén exentos o no de la obligación de contar con un visado Schengen.

¿Puedo visitar otros países con el mismo visado Schengen que he obtenido para Francia?

Sí - ya que en principio autoriza a moverse por todos los países que conforman este territorio europeo sin importar qué estado lo haya expedido. Si existe alguna restricción territorial - se especificará en la pegatina de su visado.

¿Con cuánta antelación debo solicitar mi visado para Francia?

Los trámites pueden iniciarse hasta seis meses antes de la fecha de inicio del viaje - con un mínimo de quince días de antelación.

Por otra parte - se recomienda ajustar este plazo de tiempo a la época del año y país a través del cual se vayan a realizar los trámites. Francia es el lugar más visitado de toda Europa y acoge a más de 80 millones de turistas cada año - así que sus embajadas y consulados están más saturados que los de otros estados Schengen.