Seguro Visa Schengen | Información de Italia

Vuestro Seguro de Viaje Visa Schengen para Italia partir de 0,99€ / día ! AXA la marca N°1. Certificado en línea -Asistencia 24/24 & 7/7 - Productos a la medida.

Seguro de viaje a Italia: descubra un país fascinante de norte a sur

Si desea explorar la península itálica palmo a palmo, comience ahora mismo a preparar su viaje, porque le esperan experiencias que no podrá describir con palabras.  Si procede de un país externo al Espacio Schengen necesitará disponer de una visa Schengen para Italia, importante documento que también le abrirá las puertas de Francia, Suiza y Alemania, por  ejemplo. Al iniciar el trámite para obtener su visado se le pedirá que proporcione la póliza de un seguro de viaje para Italia, que deberá satisfacer determinadas condiciones.

Viaje a Italia y sumérjase en sus espléndidos tesoros

Para facilitar la organización de su viaje, es una buena idea informarse acerca de todos los documentos necesarios para obtener su visa Schengen para Italia. Puede consultar alguno de los siguientes enlaces: http://www.esteri.it/mae/it/ (en italiano), http://www.esteri.it/mae/en/ (en inglés). El área de Schengen está conformada por 25 países, inclusive Italia, y su visa le permitirá recorrer Europa y descubrir culturas inmensamente interesantes y diferentes entre sí.

 

Tenga presente que, entre los elementos imprescindibles para el conseguir la expedición de la visa Schengen, esencial para su viaje, se encuentran su pasaporte en vigor y la póliza de un seguro de viaje para Italia.

Seguro de viaje para Italia: tan obligatorio como beneficioso

Ciertamente, contratar un seguro de viaje para Italia es uno de los pasos ineludibles para conseguir la emisión de su visa Schengen. Además, este seguro se convertirá en su aliado durante su viaje, ya que podría ser muy útil y brindarle la más eficaz protección en múltiples situaciones. Las condiciones mínimas que el seguro de viaje para Italia debe cumplir para poder obtener su visa son dos. En primer lugar, es indispensable que cubra los costes derivados de una repatriación, y como segundo requisito está la cobertura de los gastos por emergencias médicas, por un monto mínimo asegurado de 30.000 euros.

 

El alcance del mencionado seguro de viaje para Italia es suficiente para tramitar su visado, aunque tal vez no sea suficiente para brindarle la protección que usted y su viaje pueden necesitar. Si lo desea, tiene la oportunidad de añadir coberturas adicionales muy convenientes como, por ejemplo, el retorno anticipado de las personas que acompañen a la víctima de accidente grave o fallecimiento, y el transporte de regreso del equipaje al país de residencia, en caso de repatriación del asegurado.

Cómo llegar a Italia

En avión: existen numerosos vuelos de conexión con distintos aeropuertos italianos, desde todas partes del mundo, que pueden ser regulares o de bajo coste. En función del origen y de la compañía aérea, los vuelos pueden ser directos o con escalas. Al buscar sus billetes encontrará ofertas de vuelos a Roma, Turín, Milán, Pisa, Nápoles, Venecia, Florencia y Génova, entre otros destinos italianos, y podrá apreciar que los principales aeropuertos internacionales de Italia son el de Roma-Fiumicino y el de Milán-Malpensa.

En barco: Italia también es fácilmente accesible por el mar Mediterráneo. Puede coger un ferry desde Francia (Córcega), y también desde Croacia, Grecia, la isla de Malta y Túnez.

 

En tren: la red ferroviaria italiana es realmente eficiente, y se extiende por unos 20.000 kilómetros. Su estructura incluye una línea norte-sur y una línea este-oeste, que conectan a las ciudades más importantes del país. Además, Italia está muy bien comunicada por tren con varias ciudades europeas de Francia, Suiza o Alemania, por ejemplo.

Recomendaciones sobre salud y vacunas

Ninguna vacuna es obligatoria para entrar en Italia y, sin embargo, es recomendable que cuente con inmunización contra la hepatitis B, la difteria, el tétanos y la poliomielitis. Los niños, además, deberían viajar protegidos con la vacunación contra el sarampión.

Clima

Italia muestra dos tipos de condiciones climáticas diferentes. En el interior se observa un clima continental, y la costa disfruta del suave clima mediterráneo. En el extremo sur del país, incluso, se advierte el clima mediterráneo africano durante el verano, principalmente durante el mes de julio, ya que es el más caluroso en todo el país.

 

Las mejores épocas para visitar Italia se dan durante la primavera y el otoño, porque en verano la temperatura puede subir rápidamente y alcanzar los 40 °C. Durante los días más calurosos, la opción más acertada es no salir entre las 2 p. m. y las 5 p. m.

Descubra la belleza y la esencia de Italia

Llevaría meses e, incluso, años descubrir todas las riquezas que atesora Italia. Sin embargo, puede comenzar con algunas de estas visitas y excursiones imprescindibles.

 

- Roma, la capital del país, es un verdadero museo al aire libre. Al recorrer sus calles podrá descubrir monumentos extraordinarios. Debería visitar, al menos, la Basílica de San Pedro, la Capilla Sixtina y las enormes riquezas del Museo del Vaticano, además del famoso Coliseo, el Panteón de Agripa, el Foro Romano y arrojar una moneda a la mítica fontana di Trevi. A la hora de descansar aproveche para deleitarse con los sabores de la excelente gastronomía romana.

 

- Florencia es un paraíso inigualable para los amantes de la arquitectura y el arte, quienes deben visitar, necesariamente, esta hermosa ciudad de La Toscana. Allí se encuentran la basílica de Santa Croce, el Battistero di San Giovanni y la maravillosa catedral de Santa Maria del Fiore. La Galería Uffizi le dará la bienvenida en un soberbio palacio y museo, que alberga una de las colecciones de arte más antiguas y célebres del mundo.

 

- Venecia, un conjunto de islas unidas por puentes, algunos tan emblemáticos como el puente de Rialto, es una ciudad ideal para los viajes de enamorados, aunque es una maravilla que cautiva hasta a los turistas más exigentes. Además de admirar la Plaza de San Marcos, donde están la basílica del mismo nombre y el Campanile, y el Palacio Ducal, también podrá navegar por el Gran Canal en vaporetto, traghetto, taxi acuático o góndola y explorar Murano, Burano y otras de las hermosas islas cercanas.

- Los amantes de la naturaleza no resistirán el impulso de abandonar pronto las ciudades para viajar hacia los Dolomitas, y también lanzarse a explorar las hermosas regiones naturales de Calabria o Puglia. Más tarde podrían poner rumbo a Sicilia y Cerdeña, para disfrutar de sus extraordinarios paisajes.

- La Toscana y la Costa Amalfitana son regiones de Italia que no debería perderse. Admire el Vesubio, que domina la bahía de Nápoles, y luego diríjase a Pompeya, donde se asombrará al contemplar un sitio arqueológico tan perfectamente conservado.

 

- Si, para disfrutar del relax, prefiere alejarse de la costa, las orillas del lago di Como, el lago Maggiore y el lago di Garda le ofrecen escenarios idílicos y tranquilos. Se trata de paisajes dignos de las más bonitas postales, y se encuentran en la región norte de Italia.

Seguridad

Italia es un país seguro, aunque es recomendable mantener la atención en las principales ciudades y los lugares más turísticos, ya que podrían actuar los carteristas. Además, si se mueve en coche de alquiler no deje nada de valor dentro del vehículo aparcado.

 

Existe un cierto nivel de riesgo de actividad volcánica y sísmica en diferentes áreas del país. En efecto, en el territorio italiano hay varios volcanes, como el Vesubio, el Etna y el Stromboli, aunque están adecuadamente controlados.

Información práctica

La moneda de curso legal en Italia es el euro.

Los horarios de las tiendas y los restaurantes no siempre se respetan. Sin embargo, es conveniente saber que, a menudo, los comercios cierran entre la 1 p. m. y las 4 p. m. Los restaurantes generalmente abren desde el mediodía hasta las 3 p. m. y desde las 7 p. m. hasta las 10:30 p. m. Notará también que, cuanto más al sur se acerque, más tarde se realizará, habitualmente, la cena.

La mayoría de los museos están cerrados los lunes, y entre martes y domingos su horario de apertura suele ser de 9 a. m. a 7 p. m.

Si bien, en general, le será difícil hacerse entender en inglés, especialmente fuera de las principales ciudades, tenga la tranquilidad de que podrá comunicarse sin problemas utilizando una pequeña guía de italiano con frases y palabras de uso cotidiano.