Seguro Visa Schengen | Información de Eslovaquia

Vuestro Seguro de Viaje Visa Schengen para Eslovaquia à partir de 0,99€ / día ! AXA la marque N°1. Certificado en línea -Asistencia 24/24 & 7/7 - Productos a la medida.

Seguro de viaje a Eslovaquia: disfrute de unas vacaciones excepcionales

Eslovaquia es un destino privilegiado, ideal para pasar unos días de vacaciones diferentes, ya que alberga infinidad de atractivos por descubrir. Como país perteneciente al Espacio Schengen, para ingresar en este hermoso país de Europa del Este, deberá poseer una visa Schengen, si así se le requiere debido a su país de origen. Para tramitarla necesitará contratar un seguro de viaje para Eslovaquia. Esta póliza le permitirá completar la documentación necesaria para obtener su visa, la llave de acceso a la inmensa riqueza cultural eslovaca y a los increíbles escenarios del país.

Su visa Schengen le abre las puertas de Eslovaquia

Si desea informarse acerca de todos los requisitos para obtener su visa Schengen y visitar Eslovaquia, puede consultar este link

Tenga presente que se le solicitará su pasaporte vigente y también que deberá contratar un seguro de viaje para Eslovaquia, ya que se le requerirá el certificado de la póliza al iniciar la tramitación de su visa.

Seleccione un seguro de viaje para Eslovaquia adecuado para usted

A la hora de contratar su seguro de viaje para Eslovaquia se le presentarán varias alternativas. El seguro mínimo que se le exigirá para tramitar su visa Schengen deberá cubrir los gastos por emergencias médicas y los costes de repatriación, por un importe asegurado mínimo de 30.000 euros.

Aunque este seguro básico le brinda un cierto nivel de protección, valore la posibilidad de acceder a un seguro de viaje para su estancia en Eslovaquia que le proporcione una cobertura más amplia, personalizada y eficaz. En efecto, algunas de las coberturas opcionales son significativamente más beneficiosas que los obligatorias para muchas personas, familias o amantes de las actividades en la montaña, por ejemplo.

Cómo llegar a Eslovaquia

En avión: las aerolíneas que operan en el aeropuerto de Bratislava ofrecen conexiones regulares a más de treinta destinos europeos. Además, existen compañías de bajo coste que vuelan desde Londres, Bruselas o Fráncfort. Si tiene la posibilidad de programar sus vuelos, tenga en cuenta que Viena es la ciudad ideal para hacer una escala durante un viaje internacional 

En autobús: los viajes en autobús hacia Eslovaquia suelen ser largos, aunque también son los más económicos. Eurolines, en particular, gestiona rutas de autobús regulares desde muchas de las capitales europeas. ..;

Cuidado de la salud y vacunas

No se exige ningún tipo de vacuna para ingresar en Eslovaquia.

Sin embargo y como medida preventiva, es una buena opción vacunarse contra la difteria, el tétanos y la polio. Si su itinerario de viaje incluye excursiones por zonas rurales, y piensa viajar en primavera o verano, la mejor idea es que se vacune también contra la encefalitis transmitida por las garrapatas.

Las garrapatas son ácaros de frecuente presencia en los países de Europa del Este. Consulte a su médico si es aconsejable para usted ponerse la vacuna antes mencionada, o puede tomar otras precauciones para evitar sus picaduras.

Clima

Eslovaquia tiene un clima continental, lo que implica que las temperaturas de verano y de invierno son bastante contrastantes. Los inviernos no son extremadamente fríos, aunque sí se prolongan por varios meses, durante los cuales el país permanece cubierto por un manto de nieve.

La mejor época del año para visitar Eslovaquia se observa entre mayo y septiembre, ya que entonces es posible disfrutar de gran cantidad de cálidos días de sol.

Descubra Eslovaquia

- Bratislava, la capital de Eslovaquia, es hoy una de las grandes urbes europeas situadas a orillas del río Danubio. Se trata de una ciudad a escala humana, que destaca por su atractivo casco antiguo, donde se reúnen monumentos tan hermosos e interesantes como la puerta de San Miguel, cuya torre alberga un museo, el antiguo Ayuntamiento, el palacio de Grassalkovich, un edificio rococó del siglo XVIII, y la catedral de San Martín, de estilo gótico. Tómese un tiempo para pasear por las calles de la ciudad, descubra las curiosas estatuas de bronce, disfrute de platos típicos en las terrazas de sus bonitos restaurantes y admire sus características fachadas.

- Explore otras ciudades y pueblos tradicionales del país. Košice, la segunda ciudad más grande de Eslovaquia, merece una visita. Está situada al este del país, y alberga numerosas construcciones góticas y majestuosos edificios religiosos. Otra interesante ciudad a incluir en su itinerario es Banskà Štiavnica, un antiguo centro minero medieval que presume hoy de gran belleza y alberga palacios renacentistas, iglesias del siglo XVI, elegantes plazas y mansiones señoriales. También Trnava, conocida como 'la pequeña Roma', le sorprenderá con su diversidad de estilos arquitectónicos y su infinidad de iglesias y sinagogas, a cuál más bella.

- Si es usted amante de la naturaleza debería visitar los Altos Tatras. Consideradas las montañas más pequeñas del mundo, pertenecen a los Montes Cárpatos y ofrecen muchos kilómetros de rutas para disfrutar del senderismo y la escalada, en un total de diez picos. En esta región tendrá la oportunidad de acceder a una vía ferrata y de contemplar unas vistas panorámicas impresionantes.

Seguridad

Eslovaquia es, en general, un país seguro para los viajeros. Sin embargo, se recomienda que guarde su documentación a buen recaudo, preferiblemente en la caja fuerte del hotel, y que lleve consigo fotocopias de la misma. Asimismo, no lleve demasiado efectivo en su cartera, ya que puede haber carteristas merodeando en los sitios de mayor afluencia turística y en el transporte público, principalmente.

Si piensa moverse en coche, aparque su vehículo en parkings o áreas de estacionamiento con vigilancia.

Datos útiles

La moneda de Eslovaquia es el euro. Le resultará fácil cambiar su dinero en el aeropuerto, así como también en bancos y casas de cambio, que operan principalmente en la capital y en las grandes ciudades.

Los precios de los restaurantes son relativamente baratos, especialmente en los establecimientos tradicionales que se encuentran en ciudades y pueblos situados a las afueras de la capital.

Las tiendas suelen abrir a las 9 a. m. y cerrar a las 6 p. m., en general, aunque muchas de ellas cierran a la 1 p. m. los sábados. Los supermercados permanecen abiertos hasta las 8 o las 9 p. m.

Es recomendable que tenga a mano, en todo momento, un listado de frases básicas y útiles en eslovaco. De todas formas, con gran parte de la población podrá comunicarse también en húngaro, checo o alemán.