¿Qué es un comprobante de alojamiento y cómo lo obtengo para una visa Schengen?

La lista elaborada por las autoridades Schengen de la documentación que hay que presentar obligatoriamente cuando se solicita un visado para su territorio, del tipo que sea, incluye una prueba de alojamiento, pero no se especifica de qué tipo de alojamiento debe tratarse.

¿Qué es una prueba de alojamiento?

Este documento demuestra que el solicitante del visado cuenta con un lugar donde hospedarse durante el total de su estancia en el espacio Schengen. Puede tratarse, por tanto, de la reserva de un hotel o de otro tipo de establecimiento, pero en la práctica puede resultar un poco más complicado, ya que no todos los viajeros optan por este tipo de alojamiento.

Las personas que planeen visitar más de un país a lo largo de su viaje están obligadas a facilitar una prueba de alojamiento para cada uno de los destinos fijados en su itinerario.

¿Por qué es tan importante contar con una prueba de alojamiento?

Aportar este documento es uno de los requisitos imprescindibles para optar a beneficiarse de un visado Schengen. Si no se incluye junto al formulario oficial de solicitud debidamente cumplimentado, las autoridades no procederán a estudiar el resto de la documentación que se haya facilitado y denegarán automáticamente la petición de entrada.

La carta de alojamiento ofrece a las autoridades del país que haya expedido el visado una información muy valiosa acerca de dónde podrían localizar a su titular, en el hipotético caso de que este no abandonara el territorio en la fecha convenida y decidiera alargar su estancia de manera ilegal.

Por otra parte, contribuye a demostrar que se dispone de los medios económicos suficientes para costear el total del viaje al espacio Schengen, al demostrar que se ha reservado -que no pagado- de antemano un lugar donde alojarse.

También sirve para ofrecer, junto a los billetes de día y vuelta, una prueba más del tiempo que se planea pasar en este territorio y esa información -el número de días- se utilizará para calcular la capacidad financiera que el viajero debe justificar en otro documento diferente. Cada estado Schengen ha fijado sus propios criterios al respecto, pero se trata de una cantidad de dinero mínima por día, que puede consultarse en la embajada o el consulado del país de destino.

Tipos de prueba de alojamiento

Las autoridades Schengen no especifican qué tipo de alojamiento debe reservarse, y en consecuencia existen distintas opciones al alcance del viajero. Lo importante es que, elija la que elija, sea capaz de aportar un certificado o prueba de que cuenta con dicha reserva.

Estancia en casa de un particular

Se trata de la opción más habitual para las visitas a familiares y amigos, que es una de las opciones que se incluyen en el formulario oficial de solicitud como posible motivo del viaje. En este caso, la prueba de alojamiento será una carta de invitación de un particular, que se considera a efectos prácticos el equivalente a una reserva hotelera.

Este documento no puede ser una carta ordinaria. Cada estado Schengen cuenta con su propio modelo y la persona dispuesta a acoger al titular del visado debe tramitar su obtención con las autoridades de su lugar de residencia siguiendo los pasos que se le indiquen.

El ‘particular’ puede ser un ciudadano del estado Schengen al que se desee viajar o de cualquier otro país de este territorio, y también un extranjero que resida en el espacio Schengen o la Unión Europea de manera legal. Es muy importante que pueda demostrar que cuenta con una vivienda donde alojar a su invitado.

Para obtener información más detallada sobre cómo obtener una carta de alojamiento de un particular, visite el siguiente enlace: Carta de invitación para el visado Schengen

Reserva en un hotel

Los hoteles son la alternativa más común, pero en esta categoría también se incluyen los alojamientos como apartamentos para alquileres de corta duración o los AirBnB. Al realizar una reserva, se suele obtener un justificante o resguardo a través del correo electrónico, cuando se haya hecho de manera online, o en mano si se ha hecho en persona.

Es imprescindible que el justificante de la reserva contenga un número de confirmación, que las autoridades Schengen puedan utilizar para comprobar la autenticidad del documento. También debe incluir la información personal -nombre y apellidos- de la persona que se alojará allí, que debe coincidir con la del solicitante del visado. Cualquier documento en el que no aparezcan estos datos no se considerará válido. Si el resguardo de la reserva no contiene esta información, deberá solicitarse otro más completo al personal del establecimiento.

Viaje organizado que incluya el alojamiento

Los viajes organizados suelen consistir en visitas a distintas ciudades o países e incluyen el alojamiento. En este caso, solo habrá que ponerse en contacto con la agencia que haya organizado el viaje en cuestión para que facilite los documentos de la reserva o reservas de los lugares donde se hospedará el viajero, que se utilizarán como prueba de alojamiento al solicitar el visado.

Pago por adelantado

Los viajeros que estén seguros de que cumplen todos los requisitos para disfrutar de un visado y que estén convencidos además de que su solicitud será aprobada, pueden reservar su alojamiento pagando por adelantado .

Sin embargo, no es recomendable hacerlo porque este dinero no se recuperará si la solicitud es rechazada, y contribuirá a aumentar aún más la pérdida económica, que también incluirá las tasas de tramitación no reembolsables (80 euros en el caso de adultos, 60 en el de niños de entre 6 y 12 años).

Muchos hoteles o alojamientos tipo AirBnB ofrecen la opción de realizar una reserva que incluya la cancelación en un margen de tiempo concreto, gratuita o perdiendo únicamente una pequeña parte del importe total.

Las agencias de viaje también permiten reservar un viaje organizado por una tasa que en ningún momento equivaldrá al precio total del mismo.

¿Puedo cambiar mi alojamiento tras presentar la solicitud de visado?

En principio, si las fechas del nuevo lugar para hospedarse coinciden con las de la prueba de alojamiento que se presentó al solicitar el visado, y se trata del mismo tipo de establecimiento, no debería suponer un problema.

La concesión del visado se realiza basándose en la información que ha presentado su titular, que demuestra su intención de abandonar el espacio Schengen en la fecha establecida a través de la reserva de sus billetes, y su solvencia financiera para costear el total de su estancia a través de la reserva del alojamiento y de los medios económicos que haya demostrado, entre otros criterios. Por eso es tan importante que no se realicen grandes cambios en las condiciones del alojamiento tras obtener el visado.

Información importante

Desde AXA nos esforzamos al máximo para ofrecerle siempre información precisa y actualizada, pero la normativa de los visados puede ser modificada en cualquier momento por la embajada o el consulado español. Por esta razón, no podemos hacernos responsables de las consecuencias de dichos cambios. Por favor, contacte con las autoridades consulares para informarse acerca de los términos y las condiciones para conseguir un visado Schengen que se encuentran en vigor en el momento en que lo solicite.

Preguntas frecuentes sobre la prueba de alojamiento

¿Tengo que presentar una prueba de alojamiento para cualquier tipo de viaje?

Sí. Este documento es imprescindible para obtener un visado Schengen.

¿Qué debo hacer si planeo visitar a un amigo o familiar?

Si planea alojarse en casa de un particular, tendrá que incluir una carta de invitación de dicha persona en lugar de una reserva hotelera.

¿Qué debo hacer si planeo viajar como mochilero o en caravana?

Los hostales y los cámpines también facilitan un número de confirmación cuando se reserva una cama o una parcela para aparcar la caravana o furgoneta del viajero. Este documento servirá como prueba de alojamiento, siempre y cuando incluya también el nombre y apellidos del solicitante del visado y las fechas de su estancia. Quienes planeen visitar varios países, deben adjuntar una prueba de alojamiento para cada lugar.