¿Cuáles son los requisitos de la foto de visa Schengen?

A la hora de solicitar un visado para cualquier país del espacio Schengen, siempre hay que incluir dos fotografías de tamaño pasaporte -una de las cuales debe pegarse en el formulario oficial- junto al resto de la documentación, cuyo objetivo es justificar el motivo del viaje.

Incluso los errores aparentemente más insignificantes pueden provocar que la petición sea rechazada, y esta norma afecta también a las fotografías que se adjuntan junto al formulario oficial.

¿Qué tipo de fotografías deben incluirse en la solicitud del visado Schengen?

Las fotografías deben cumplir una serie de requisitos muy estrictos. En primer lugar, debe tratarse de una fotografía en color y actual del solicitante, en formato pasaporte y que haya sido sacada en los últimos seis meses.

Las dos copias que se faciliten deben ser idénticas, sin arrugas ni marcas visibles y de calidad profesional, y deben contar con una alta resolución que permita identificar con facilidad al solicitante del visado.

Es muy importante prestar atención a detalles como la iluminación si la fotografía no se realiza en un estudio profesional: no se permiten filtros que alteren el color original de la imagen, ni irregularidades en el brillo o el contraste. Las personas que decidan fotografiarse con una cámara digital o en un fotomatón deben tener muy presentes estas condiciones.

No se aceptarán fotografías en las que el solicitante del visado aparezca mirando hacia abajo o con los ojos semicerrados, o posando con la cabeza ladeada como se exige en las fotografías de los documentos de identidad de algunos países, para que una o ambas orejas sean claramente visibles.

En el caso de las fotos para los visados Schengen, la persona debe aparecer mirando directamente a la cámara, para que se aprecie claramente el contorno de su rostro, y con una expresión neutra.

El rostro debe aparecer despejado, con el pelo retirado hacia atrás y sin gorras, sombreros u otros accesorios similares.

¿Se trata de un formato estándar para todos los estados Schengen?

Los países del espacio Schengen han acordado un formato estándar para las fotografías que se deben incluir en la solicitud del visado Schengen.

Debe tratarse de unas fotografías con unas dimensiones de 35 por 45 milímetros, que consistan en un primer plano sobre un fondo uniforme de un color claro, en el que la cabeza de la persona ocupe el 70 o 80 por ciento de la imagen.

Errores a evitar al sacarse las fotografías para la solicitud del visado Schengen

Quienes lleven gafas, por ejemplo, deben asegurarse de que el reflejo del cristal o la montura no impiden ver sus ojos. Tampoco se permite el uso de gafas oscuras.

Los accesorios que cubren la cabeza también están prohibidos. Solo se contempla hacer una excepción a esta norma por motivos religiosos y, en cualquier caso, siempre debe resultar visible la totalidad del rostro, desde la barbilla al nacimiento del pelo.

Las fotografías que se adjunten junto a la solicitud del visado deben reflejar el aspecto actual de la persona que espera obtener el permiso para entrar en el espacio Schengen. Si se ha sometido recientemente a un cambio de imagen radical, como por ejemplo hacerse un corte de pelo drástico o cambiar su color, deberá seleccionar una fotografía sacada de manera posterior.

Información importante

Desde AXA nos esforzamos al máximo para ofrecerle siempre información precisa y actualizada, pero la normativa de los visados puede ser modificada en cualquier momento por la embajada o el consulado del país o países que desee visitar. Por esta razón, no podemos hacernos responsables de las consecuencias de dichos cambios. Por favor, contacte con las autoridades consulares para informarse acerca de los términos y las condiciones para conseguir un visado Schengen que se encuentran en vigor en el momento en que lo solicite.

Preguntas frecuentes sobre las fotografías del visado Schengen

¿Por qué es tan importante que las fotografías tengan unas dimensiones exactas y una calidad profesional?

Si cuentan con una resolución baja que no permita apreciar con claridad el rostro de la persona retratada, o si esta posa con accesorios no permitidos, la petición de visado no será aceptada y habrá que comenzar todo el proceso desde cero, con el consiguiente retraso en los plazos para obtener una respuesta.

¿Puedo utilizar fotos antiguas si mi aspecto físico no ha cambiado demasiado?

Los requisitos establecidos por las autoridades Schengen especifican que debe tratarse de una fotografía sacada en los últimos seis meses. En la práctica, no resulta sencillo fechar una foto si la persona que aparece en ella luce el mismo aspecto -color de pelo, peinado, etcétera-, pero lo más aconsejable es no correr riesgos y presentar una actual.

¿También debe incluirse una fotografía en el formulario si se solicita en nombre de un menor de edad o de un bebé?

Sí. En la fotografía solo debe aparecer el menor. Si aún no puede incorporarse o sostener la cabeza, puede fotografiársele recostado poniendo cuidado en que no aparezcan sombras en la composición, pero en ningún caso podrá verse de fondo a otra persona sujetándole.