¿Cuáles son las reglas biométricas del pasaporte para el área de Schengen?

¿Qué es un pasaporte biométrico?

El pasaporte biométrico, más conocido popularmente como pasaporte electrónico, es un documento de identidad que incluye una lámina de policarbonato con un circuito electrónico incrustado en ella, que permite realizar una lectura mecánica para confirmar la identidad de su titular.

También cuenta con un chip RFID que almacena información adicional como la imagen del titular, sus datos, su número de identificación y su firma digital.

Este tipo de pasaporte se ha convertido en una de las mejores herramientas del espacio Schengen para reforzar el control de sus fronteras, ya que son más difíciles de falsificar. Además, contribuyen a simplificar los trámites de acceso a su territorio para extranjeros.

Los nacionales de varios países de Latinoamérica, como Perú y Colombia, han comenzado a poder viajar al espacio Schengen sin visas tras la implantación del pasaporte biométrico. Se espera que Ecuador se beneficie también muy pronto de la exención de visado.

Otro ejemplo de la importancia que han cobrado estos pasaportes, sin los cuales no se puede entrar al espacio Schengen sin visado, queda reflejado en el caso de los ciudadanos ucranianos: los que todavía no disponen de pasaporte biométrico, necesitan solicitar un visado antes de visitar los países del espacio Schengen.

El siguiente paso que planea dar el espacio Schengen para automatizar el control de sus fronteras exteriores y reforzar la seguridad pasa por poner en marcha la autorización de viaje electrónica o ETIAS, que se implementará en el 2022. Contar con una autorización ETIAS válida y aprobada pasará a ser un requisito para ciudadanos de terceros países que actualmente están exentos de solicitar una visa para ingresar en este territorio.

¿Qué son los datos biométricos?

Desde octubre de 2015, todos los solicitantes de un visado Schengen deben presentar sus datos biométricos en el centro donde realicen los trámites -embajada, consulado o centro de visas- para que sean almacenados en el Sistema de Información de Visados, conocido como VIS.

El principal propósito de esta nueva medida es contribuir a actualizar el proceso de emisión de visados y agilizar los controles en las fronteras apostando por sistemas automatizados para evitar que se formen colas interminables.

Los datos se almacenarán durante 59 meses o cinco años y, durante este tiempo, no será necesario volver a facilitarlos al solicitar un nuevo visado.

Cabe destacar que los datos biométricos que se presenten a la hora de solicitar, por ejemplo, un permiso de residencia, no serán válidos para los trámites del visado Schengen.

¿Cómo se registran mis datos biométricos?

El solicitante del visado Schengen debe acudir en persona a la embajada, el consulado o el centro de visados correspondiente para la toma de sus datos biométricos, que consiste en realizar una fotografía digital tipo pasaporte y escanear sus huellas digitales.

Los menores de 12 años no están obligados a facilitar sus datos biométricos, pero sus padres pueden dar su consentimiento para que se les escaneen las huellas dactilares.

Al igual que sucede a la hora de realizar fotografías para pasaportes o documentación de identidad, no se puede llevar puesto ningún objeto o accesorio, como sombreros, gafas reflectantes, etcétera, que oculten el rostro y dificulten la identificación.

Como se mencionaba anteriormente, la buena noticia es que esta información, una vez almacenada en una base de datos protegida, se podrá utilizar en todos los procesos de visados similares que se hagan en los siguientes cinco años, por lo que la misma persona no tendrá que someterse de nuevo al mismo trámite.

Temas relacionados con el visado Schengen

Preguntas frecuentes sobre los pasaportes y los datos biométricos

¿Qué es el VIS?

El VIS o Sistema de Información de Visados es una base de datos que recopila toda información o datos biométricos sobre los solicitantes de visados Schengen - para agilizar y automatizar el proceso de concesión de visas y la gestión de las fronteras exteriores - y reforzar la seguridad.

¿Estoy obligado a someterme al escáner de las huellas dactilares?

Los menores de doce años y las personas que físicamente no puedan facilitar sus huellas dactilares no están obligados a cumplir este requisito. Los jefes de estado o de gobierno y los miembros de un gobierno - incluidos sus cónyuges y los miembros de su delegación que hayan sido invitados oficialmente por un estado Schengen - también están exentos de proporcionar estos datos biométricos.

¿Qué sucede con mis datos biométricos pasados cinco años?

Pasado este período de tiempo - los datos se borrarán automáticamente y se solicitarán de nuevo en la próxima tramitación de un visado Schengen.