¿Cuáles son las primeras reglas de puerto de entrada para la visa Schengen?

Acabo de llegar a Europa, ¿y ahora qué?

Cualquier persona que viaje a Europa con un visado Schengen de corta o larga duración está obligada a presentar los documentos pertinentes, como el pasaporte, en los controles fronterizos exteriores para que las autoridades puedan comprobar su identidad y cerciorarse de que cuenta con el permiso adecuado para la naturaleza de su estancia.

Siempre resulta buena idea viajar con una copia de la documentación que se aportó junto a la solicitud del visado Schengen para justificar, por ejemplo, el objetivo de la visita al espacio Schengen en caso de que pudiera ser requerido por las autoridades. También es aconsejable contar con una prueba del tipo de alojamiento durante la estancia, como una reserva hotelera o una carta de invitación si este corriera a cargo de un particular.

Los controles en el espacio Schengen se limitan a las fronteras exteriores para que los ciudadanos de la Unión Europea y los de otros países con los visados necesarios puedan moverse libremente por su territorio. Sin embargo, cualquier persona puede ser sometida a una inspección mínima en las fronteras interiores que no se considera un control fronterizo como tal.

¿A través de qué país debo realizar mi entrada en el espacio Schengen?

En el caso de las estancias que se limiten a un solo país, como por ejemplo unas vacaciones en la costa española, resulta evidente que la solicitud del visado se realizará a través de la embajada o el consulado español en el lugar de residencia del viajero. Este mismo país será su puerto o punto de entrada.

Sin embargo, no es obligatorio entrar en el espacio Schengen por la frontera del país que haya aprobado la solicitud del visado. Las personas que planeen visitar varios destinos, como por ejemplo quienes vayan a realizar una ruta turística como un interrail, deberán realizar los trámites previos al viaje con las autoridades del estado Schengen -la embajada, el consulado o el centro de visados correspondiente- donde pasarán la mayor parte del tiempo durante su estancia. Si su itinerario no cuenta con un destino principal, entonces lo más adecuado será solicitar el visado al primer país que vayan a visitar.

Una vez se haya aprobado la solicitud de su visado no importará a través de qué estado ingrese en el territorio Schengen

. Temas relacionados ¿Cómo se solicita un visado Schengen? Cómo obtener un visado Schengen

Los puertos de entrada para los visados Schengen de entrada única y los visados de entrada múltiple

Existen distintos tipos de visados Schengen en función de la naturaleza y la duración de cada viaje: los de tránsito, que permiten únicamente moverse por los aeropuertos de los estados Schengen sin abandonar la zona internacional; los de corta duración, que autorizan a permanecer 90 días en cualquier país del espacio Schengen; y los de larga duración, para aquellas personas que estudien, trabajen o residan de manera permanente en un país del espacio Schengen.

También hay otra distinción importante en los visados de corta duración: existen visados de una sola entrada o de entrada múltiple.

• Visados de una sola entrada. Obviamente, al tratarse de un permiso para visitar un solo estado Schengen, el puerto o punto de entrada será ese país.

• Visado de entrada doble o múltiple. La última modificación del código de visas Schengen ha incluido una opción pensada para los viajeros frecuentes en forma de visados, que autorizan a su titular a entrar en este territorio europeo en varias ocasiones distintas dentro del tiempo de validez del mismo. Este período irá ampliándose gradualmente de uno hasta cinco años, y solo durante el límite legal permitido, es decir, 90 días. En este caso, el primer punto de entrada cambiará evidentemente en cada viaje y será el país a través del cual se entre en el espacio Schengen.

¿Debo especificar mi puerto de entrada en la solicitud de mi visado Schengen?

Los requisitos para obtener un visado Schengen pasan por incluir junto a la solicitud oficial una serie de documentos veraces y completos que incluyan, entre otros, un resguardo de los billetes y del alojamiento durante la duración total de la estancia. En la práctica, eso implica que será necesario contar con un itinerario establecido de antemano y especificar en la solicitud cuál será el primer puerto de entrada al espacio Schengen.

No siempre es necesario presentar el resguardo de los billetes ya pagados. Cabe recordar que si finalmente el visado fuera denegado o la cita para presentar la solicitud no se concediera a tiempo, estos pasajes se perderían.

Muchas compañías de transporte y aerolíneas permiten realizar una reserva por una cantidad simbólica de dinero o pagando solo una parte del precio total. En principio, se consideraría prueba suficiente del itinerario y de cuáles serán los puertos de entrada al espacio Schengen.

Temas relacionados con el visado Schengen

Preguntas frecuentes sobre el primer puerto de entrada de su visado Schengen

¿Puedo viajar a Francia con un visado Schengen expedido por España?

Sí - el visado Schengen autoriza a moverse por todo el territorio y los países que lo conforman. Lo más importante es saber cuántas veces se entrará y saldrá de este área durante un mismo viaje para solicitar en consecuencia un visado de entrada única o de entrada múltiple.

¿Puedo modificar el primer puerto de entrada de mi solicitud?

No - la solicitud del visado Schengen no puede modificarse una vez presentada. Por eso es tan importante asegurarse de que toda la información y documentación que se incluya junto al formulario oficial sea veraz y correcta.

¿El visado me permitirá viajar a otros países que no sean mi primer puerto de entrada?

Los visados Schengen autorizan a moverse con libertad por todos los estados miembros de este espacio. Lo más recomendable es ceñirse al itinerario que se incluyó en la solicitud del visado en el viaje de ida - por si las autoridades revisan su documentación en los controles fronterizos. El resto de desplazamientos durante su estancia pueden ser más flexibles.