Carta de invitación para viajar a España

La carta de invitación es uno de los documentos clave para realizar un viaje a España, bien sea de corta duración o por un período superior a tres meses, independientemente de si la persona en cuestión cuenta con un pasaporte o reside en uno de los países que están exentos o no de la obligación de obtener un visado de turismo para entrar en el espacio Schengen. A los nacionales de los países miembros de la Unión Europea no se les exigirá en ningún caso.

La principal diferencia es que a los extranjeros de los países exentos de la obligación de visado se les puede exigir la carta de invitación en los controles fronterizos y los extranjeros de países con obligación de visado deberán presentarla como parte del proceso de solicitud de los permisos pertinentes.

En la práctica, se puede considerar el equivalente a un justificante de alojamiento, es decir, una reserva hotelera y solo es necesario encontrarse en poder de una de esas dos opciones.

Cabe recordar que en cualquier caso resulta vital acreditar el resto de documentos y cumplir todos los requisitos para entrar legalmente en territorio español.

La carta de invitación a favor de un extranjero pueden solicitarla ciudadanos españoles o de un país de la Unión Europea y extracomunitarios que residan en España legalmente, pero en ningún caso puede tratarse de un documento privado. Existe un modelo oficial que puede variar de una ciudad a otra, así que lo más conveniente es informarse en una comisaría de policía del lugar de residencia de quien la firme.

Requisitos para obtener una carta de invitación

A la hora de tramitar la expedición de una carta de invitación, hay que incluir la información personal del solicitante -nombre, apellidos, lugar y fecha de nacimiento, número del documento nacional de identidad o pasaporte- y dejar constancia de su deseo expreso de acoger a esa persona durante su viaje a España, del vínculo que existe entre ambos y del período de tiempo que durará la estancia.

Además, también hay que ofrecer una prueba de la vivienda -factura de la luz, del agua o similares-, el certificado de empadronamiento y una copia del pasaporte del invitado.

Junto a la solicitud de la carta de invitación se debe abonar una tasa de 72,84 euros por la autorización y de 6,36 euros por los trámites administrativos, aunque se puede obtener para dos personas o más a un mismo tiempo costeando solo el primero de los dos pagos.